Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Administración Trump promete más policía y deportaciones

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido que incrementará la presencia policial para garantizar la seguridad y al respecto ha prometido más deportaciones y una ofensiva contra el crimen. Además ha anunciado que acabará con el "peligroso ambiente contra la Policía", según el documento guía sobre seguridad interior publicado por la Casa Blanca.
"Nuestro país necesita más policía, más compromiso de la comunidad y más eficacia policial", explica el documento, publicado en la página de la Casa Blanca, profundamente renovada con el cambio de inquilino.
Para ello, el Gobierno federal "dará los medios a los policías para que hagan su trabajo y mantengan las calles libres de crimen y violencia". "Nuestro trabajo no es hacerle la vida más cómoda al alborotador, al saqueador o al violento. Nuestro trabajo es hacerle la vida más cómoda a los padres que quieren que sus hijos puedan caminar seguros por las calles o para el ciudadano mayor que espera a un autobús o para el niño que vuelve a casa andando del colegio", prosigue.
En cuanto al manido muro que Trump ha prometido construir en la frontera con México, el documento también recoge el compromiso y recuerda que busca "detener la inmigración ilegal, detener a las bandas y la violencia y detener el flujo de droga hacia nuestras comunidades". "Apoyar a la Policía también implica la deportación de los extranjeros ilegales con antecedentes penales violentos", advierte.
El documento recoge además explícitamente el apoyo a la Segunda Enmienda de la Constitución, la que ampara la posesión de armas de fuego, "en todos los niveles de nuestro sistema judicial" y responde a las críticas al uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad. "El peligroso ambiente contra la Policía está mal. La Administración Trump le pondrá fin", sostiene el documento.