Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente egipcio cambia la hoja de ruta y antepone las presidenciales a las legislativas

Al menos 49 muertos, 247 heridos y más de 1.000 detenidos en los enfrentamientos en EgiptoInformativos Telecinco

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, ha anunciado que las elecciones presidenciales tendrán lugar antes que las elecciones legislativas, en una decisión que se salta la hoja de ruta de transición política acordada tras el golpe de Estado de julio, y que facilitaría considerablemente el acceso al poder del jefe supremo de las Fuerzas Armadas, el general Abdelfatá al Sisi, si finalmente decide presentarse a los comicios, como ya ha aventurado.

"He tomado la decisión de enmendar la hoja de ruta de cara al futuro; primero celebraremos elecciones presidenciales y después las legislativas", hizo saber en un discurso televisado recogido por el diario egipcio 'Al Ahram'.
Mansur ha tomado esta decisión tras "numerosas consultas con grupos políticos, la mayoría de los cuales se mostraron a favor de anteponer las presidenciales a las parlamentarias". En este sentido, Mansur anunció que su siguiente paso consistirá en dirigirse a la Comisión Electoral Suprema para abrir el periodo de candidaturas de acuerdo con el artículo 230 de la nueva Constitución, aprobada en referéndum hace dos semanas.
Mansur suscribe así al borrador constitucional divulgado el pasado mes de diciembre, que ya contemplaba el adelantamiento de las presidenciales. Esta alteración al calendario electoral respondía a las preocupaciones de algunos miembros de la Asamblea Constituyente, que dudaban en su momento de que algunos partidos políticos laicos estuvieran lo suficientemente preparados para competir en las elecciones legislativas.
Si finalmente Al Sisi comparece a los comicios, se convertiría en un candidato de enorme influencia, capaz de aglutinar en torno a su figura a diferentes fuerzas políticas para constituir un potente bloque parlamentario. Por otro lado, la Constitución impide participar a partidos religiosos, lo que aumenta el aislamiento no solo de la ilegalizada organización de Hermanos Musulmanes, sino también la de su brazo político, el Partido Justicia y Libertad, del expresidente Mursi, que conforma la principal corriente de oposición a los militares.
Mansur no dio fecha concreta pero la Constitución estipula que "el segundo proceso electoral", referido a partir de hoy a las legislativas, deberá comenzar en un plazo máximo de seis meses tras la ratificación de la Carta Magna.