Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusan a Donald Trump de querer despedir a trabajadoras que no eran lo suficientemente guapas

Una exempleada de un club de golf dirigido por el candidato a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado al magnate multimillonario de querer despedir a una trabajadora que no era lo suficientemente guapa para el puesto que ostentaba.
Según declaraciones de Hayley Strozier, quien fue directora de cátering en el Club Nacional de Golf Trump, en la ciudad de Rancho Palos Verdes (California), y recogidas por el diario 'Los Angeles Times', Trump buscaba siempre que sus empleadas fueran las más guapas.
Durante las visitas del propietario del club, explica Strozier, los gestores del centro buscaban a las empleadas más guapas de entre el personal.
"Yo he visto cómo Donald Trump le decía a los gestores muchas veces cuando visitaba el club que las azafatas del restaurante no eran 'lo suficientemente guapas' y que deberían ser despedidas y reemplazadas por mujeres más atractivas", ha explicado Strozier.
Al principio Trump daba este tipo de directrices "casi cada vez" que visitaba el club, pero finalmente los gestores de las instalaciones modificaban los turnos de los empleados para que "las más atractivas tuvieran que trabajar el día que Trump visitaba el club".
Similar es el caso que llevaron varios exempleados de una compañía de Trump ante un tribunal del condado de Los Angeles en 2012. En la querella, las declaraciones de los empleados aseguraban que Trump había presionado a sus subordinados para que en uno de sus negocios se impulsara la cultura de la belleza, dando a la presencia de sus trabajadoras más importancia que sus habilidades profesionales.