Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbott admite que es "un día difícil" pero asegura que los australianos lo superarán

Tony Abbott admite que es "un día difícil" pero asegura que los australianos superarán el retocuatro.com

El primer ministro australiano, Tony Abbott, ha admitido que el país está viviendo "un día difícil" por el secuestro de varias personas por parte de un hombre armado en una cafetería de Sídney, al tiempo que se ha mostrado seguro de que los australiano estarán a la altura de este desafío.

"Ha sido un día difícil. Un día que nos ha puesto a prueba pero, hasta el momento, al igual que en otro tipo de situaciones, los australianos han estado a la altura del reto", ha explicado Abbott, en un comunicado tras mantener una reunión con el Comité de Seguridad Nacional para evaluar la situación.
Un supuesto islamista armado mantiene secuestradas a más de una decena de personas en una cafetería de Sídney, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC, que además ha confirmado que cinco retenidos han conseguido escapar.
"Estamos ante un incidente muy perturbador. Es profundamente chocante que personas inocentes deban ser rehenes de una persona que se ha armado alegando motivaciones políticas", ha lamentado el 'premier' australiano.
Sin embargo, Abbott ha querido resaltar el trabajo coordinado de las autoridades policiales y locales para conseguir un desenlace favorable del suceso. "Puedo decir que la Policía de Nueva Gales del Sur y otras agencias han respondido a este incidente con gran profesionalidad. A lo largo del día, hemos asistido a una cooperación completa y total entre los diferentes gobiernos y las diferentes agencias", ha explicado.
Por ello, el primer ministro ha asegurado que los australianos pueden estar orgullosos de la forma en la que la Policía y los cuerpos de seguridad han respondido, sin dejar a un lado las palabras de agradecimiento hacia la población.
"Creo que también puedo felicitar al pueblo de Sídney por la tranquilidad con la que han reaccionado a este inquietante incidente. Somos un pueblo libre, abierto y generoso y hemos respondido con estos valores", ha dicho.