Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas insta a Reino Unido a disculparse por la Declaración Balfour y a reconocer Palestina

El dirigente palestino pide que 2017 sea el año del "fin de la ocupación"
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha instado a Reino Unido a disculparse por la Declaración Balfour de 1917 y a reconocer las "catástrofes, miserias e injusticias" en que ha derivado, en un discurso ante la Asamblea General de la ONU en el que ha también ha reclamado el reconocimiento de Palestina como Estado.
La Declaración Balfour avaló el establecimiento de un hogar para el pueblo judío en Palestina y, a punto de cumplirse el centenario de su promulgación, Abbas es partidario de extraer las "lecciones necesarias". El dirigente palestino ha pedido a Londres que "asuma sus responsabilidades históricas, legales, políticas, materiales y morales".
En este sentido, Abbas ha reclamado una disculpa pública, toda vez que considera que la Declaración fue el comienzo de "catástrofes, miserias e injusticias" para el pueblo palestino. "Reino Unido dio, sin ningún derecho, autoridad o consentimiento la tierra de Palestina a otro pueblo", ha criticado.
La "rectificación de esta histórica catástrofe" pasa también, a juicio de Abbas, por el reconocimiento del Estado de Palestina por parte del actual Gobierno británico. Tanto Londres como otras potencias internacionales se han limitado hasta ahora a abogar por una solución de dos Estados en Oriente Próximo, pero sin dar un paso más allá.
PUNTO DE INFLEXIÓN
Abbas ha comenzado su discurso lamentando que haya vuelto a subirse al atril de la ONU con las mismas reivindicaciones de otros años. "Esperaba que no tuviese que realizar esta declaración hoy y que la causa de mi pueblo ya hubiese sido resuelta justamente", ha defendido ante líderes internacionales.
El dirigente palestino confía en que 2017 marque un punto de inflexión en esta causa y, con este objetivo, ha reclamado que sea declarado "año internacional para terminar con la ocupación israelí". Asimismo, ha anunciado su intención de promover una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU relativa a dicha ocupación.
Abbas ha subrayado que su Gobierno "nunca aceptará la continuación de la actual situación" y ha repasado los abusos que atribuye a Israel, entre los que ha destacado la actividad en los asentamientos de Cisjordania, las tácticas de "castigo colectivo" o las "ejecuciones extrajudiciales".
"Los asentamientos son ilegales en todos los sentidos", ha insistido Abbas, que ha cuestionado la voluntad de Israel de lograr la paz. En este sentido, ha lamentado la falta de avances desde los Acuerdos de Oslo de 1993 y ha advertido al Gobierno israelí de que el reconocimiento de su Estado pasa también por la existencia de Palestina de acuerdo a las fronteras previas de 1967.
El dirigente palestino ha recriminado al Ejecutivo de Benjamin Netanyahu que ni siquiera esté dispuesto a aceptar la conferencia internacional de paz que ha propuesto Francia. "Si no hay conferencia de paz ni negociaciones directas, ¿cómo vamos a lograr la paz?", ha preguntado Abbas.