Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas acusa a Israel de convertir el conflicto en "un asunto religioso"

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas en Gazacuatro.com

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha señalado que Israel está convirtiendo el conflicto en un "asunto religioso en lugar de político" y ha señalado su deseo de alcanzar una solución pacífica y justa.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha advertido que los intentos de Israel de anexionar Jerusalén Este y los actos contra la mezquita de Al Aqsa, han provocado que el conflicto se haya convertido en una lucha de tipo religioso. Abbas ha acusado a Israel de "transformar la naturaleza del conflicto y convertirlo en un asunto religioso en lugar de político".
El mandatario también ha manifestado su deseo de solucionar el conflicto de forma pacífica, y ha resaltado la necesidad de alcanzar una solución al asunto de los refugiados "de acuerdo con la resolución 194 de Naciones Unidas, tal y como fue estipulado en la Iniciativa Árabe de Paz". El líder palestino también ha asegurado que "Jerusalén ha de estar abierto a la adoración de los seguidores de las tres religiones, Islam, Cristianismo y Judaísmo".
Además, Abbas ha subrayado su rechazo a todo intento de convertir el conflicto entre israelíes y palestinos en un asunto de carácter religioso en base a su rechazo al extremismo y el terrorismo "en todas sus formas", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
ESTADO DE LAS NEGOCIACIONES
Aunque el presidente de la Autoridad Palestina, ha advertido de las "consecuencias no deseadas para la región y el mundo" de fracasar el proceso de negociación, ha reconocido a la cadena de televisión alemana Deutsche Welle, que las conversaciones de paz con Israel son difíciles, pero no se encuentran paralizadas, aunque sí desarrollándose con lentitud en algunos puntos.
Por otra parte, el exministro de Exteriores israelí, Avigdor Liberman, ha considerado este domingo que Israel debería olvidarse de las conversaciones de paz con los palestinos y centrar sus relaciones con ellos en los ámbitos económicos y de seguridad, según declaraciones recogidas por el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
Abbas ha reconocido que la construcción de los asentamientos israelíes en territorio ocupado choca con la propuesta de la Autoridad Palestina para construir un estado acorde con las fronteras estipuladas previamente en 1967, pero no ha ofrecido más detalles por motivos de seguridad. Israel, además, pide garantías de seguridad adicionales contra la acción de las milicias palestinas que operan en la Franja de Gaza lanzando cohetes contra el sur de Israel.