Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países de la ASEAN no logran pactar una declaración final por la disputa en el Mar de China Meridional

Los ministros de Exteriores de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) no han logrado ponerse de acuerdo para emitir una declaración final sobre la cumbre celebrada este fin de semana en Manila, debido a la disputa por el control del Mar de China Meridional, cuya soberanía reivindican varios países.
El portavoz del Ministerio de Exteriores de Filipinas, Robespierre Bolivar, ha anunciado que el comunicado de cierre del foro regional no se conocerá hasta pasados unos días. "Será emitido junto con todas las declaraciones de los ministros al término de todas las reuniones", ha dicho interrogado por los medios de comunicación por el retraso.
Fuentes diplomáticas de tres países de la ASEAN consultadas por la cadena filipina ABS-CBN han contado que la falta de consenso se debe a que Vietnam, uno de los cuatro países que compite por estas aguas, pretende incluir en el texto una mención a la necesidad de evitar las demandas territoriales y la militarización del Mar de China Meridional.
"De momento, solo lo está pidiendo Vietnam, así que puede que mañana todo esté solucionado", ha dicho uno de los diplomáticos asistentes a la cita continental.
China es reacio a adoptar una resolución sobre este mar, donde ha construido unas islas artificiales, las Spratly, a partir de unos montículos de arena que solo afloran cuando baja el nivel de las aguas, y ha desplegado equipos militares.
Esta escalada militar ha despertado las suspicacias de sus vecinos regionales y ha empujado a la ASEAN a proponer la elaboración de un código de conducta para el Mar de China Meridional, cuyas negociaciones comenzarán este mismo año, según ha revelado este domingo el ministro de Exteriores chino, Wang Yi.
Wang ha asegurado a la prensa que "se han producido progresos tangibles" en la búsqueda de una solución a las tensiones regionales y ha subrayado la intención de los estados de la ASEAN de aprovechar esta tendencia positiva para comenzar los trabajos sobre el código de conducta.