Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI denuncia que la nueva legislación laboral de Qatar no combate la explotación de los inmigrantes

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este lunes que la nueva reforma laboral propuesta por el Gobierno de Qatar, que tiene como objetivo luchar contra la explotación y los abusos hacia los trabajadores extranjeros, no es suficiente y continúa poniendo en riesgo la integridad de miles de inmigrantes que trabajan en el país del Golfo.
Con su nuevo informe "Nombre nuevo, sistema viejo: la legislación qatarí y el abuso de los trabajadores inmigrantes", AI ha puesto de relieve las deficiencias que existen en la reforma laboral, que supuestamente transformará aspectos clave del sistema de contratos de patrocinio en el país. La organización advierte de que, a pesar de los cambios legislativos, el riesgo de abusos y de trabajo forzoso para los inmigrantes continúa siendo muy alto, incluso para centenares de personas que construyen las infraestructuras de la Copa del Mundo.
"Puede que esta nueva legislación elimine la palabra patrocinio, pero deja el mismo sistema intacto. Es bueno que Qatar haya aceptado que sus leyes estaban alimentando el abuso, pero estos cambios inadecuados siguen dejando a los trabajadores a merced de jefes explotadores", ha asegurado James Lynch, director adjunto del Programa sobre Asuntos Temáticos Globales de AI.
"Los problemas principales que conducen al abuso persisten. En la práctica, los empleadores aún pueden impedir que los trabajadores inmigrantes abandonen el país sin su consentimiento", ha añadido. La nueva legislación, que entra en vigor este lunes, sustituye a la denominada como Ley de Patrocinio de Qatar, establecida por primera vez en 2009.
NUEVA LEGISLACIÓN, MISMOS ABUSOS
Durante años, la comunidad humanitaria ha denunciado dicha legislación, que identifica como principal causante de la situación de abuso que sufren miles de trabajadores extranjeros en Qatar. No obstante, según han subrayado este lunes desde AI, la nueva ley continúa suponiendo graves riesgos laborales para los inmigrantes.
Por ejemplo, los trabajadores extranjeros en Qatar siguen necesitando el permiso de su patrón para poder cambiar de trabajo. Si no solicitan dicho permiso, se pueden enfrentar a cargos penales por "fuga", en el caso de que decidan dejar el trabajo dentro del período contractual.
Por otro lado, los empleadores pueden bloquear los permisos de salida del país de sus empleados. De hecho, gracias a un vacío legal provocado por la nueva legislación, los empresarios pueden requisar los pasaportes de sus trabajadores sin repercusión legal alguna.
"Al facilitar que los empleadores confisquen los pasaportes de los trabajadores, la nueva ley podría incluso empeorar la situación de muchos de ellos. Lo trágico es que muchos trabajadores piensan que esta nueva ley supone el fin de su calvario", ha señalado Lynch.
AI ha pedido responsabilidades a la FIFA y sus patrocinadores, a los que ha hecho un llamamiento para que no "utilicen esta reforma para afirmar que el problema del abuso laboral contra los inmigrantes se ha resuelto". Según la ONG, si no se produce una nueva reforma de la legislación laboral, los trabajadores extranjeros en Qatar continuarán corriendo el grave riesgo de sufrir abusos y explotación laboral.
El pasado mes de marzo, otro informe de AI reveló que al menos 230 empleados que trabajaban construyendo uno de los estadios para la Copa del Mundo habían sido víctimas de abuso laboral.