Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI denuncia los "homicidios ilegítimos" de palestinos a manos de militares israelíes

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado la gran cantidad de homicidios ilegítimos de ciudadanos palestinos que realizan las autoridades israelíes con total impunidad, lo que revela "un espantoso desprecio por la vida humana" por parte de Israel.
En un informe enviado a las autoridades israelíes el pasado 14 de septiembre, AI ha expuesto con detalle 20 casos de homicidios aparentemente ilegítimos de ciudadanos palestinos a manos de las fuerza de seguridad de Israel.
En al menos 15 de los casos, soldados israelíes mataron a tiros a civiles palestinos, a pesar de que no constituían una amenaza para su seguridad. Estas ejecuciones extrajudiciales han aumentado de sobremanera a raíz del último repunte de violencia entre ambas comunidades, tras el fracaso de las conversaciones de paz en 2015.
"Desde la escalada de violencia producida el año pasado, ha habido un preocupante incremento de los homicidios ilegítimos a manos de las fuerzas israelíes, fomentando una cultura de impunidad", ha declarado el director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Próximo y Norte de África de AI, Phillip Luther.
"Los casos de homicidio ilegítimo que hemos expuesto en este informa revelan un espantoso desprecio por la vida humana", ha añadido Luther.
GRAVE OLEADA DE VIOLENCIA
En 2015 se ha producido la oleada más importante de violencia entre israelíes y palestinos desde que concluyó la segunda Intifada en el año 2005. Más de 225 palestinos han muerto desde entonces a manos de militares de las Fuerzas Armadas de Israel. En el mismo periodo de tiempo, 35 israelíes han muerto a manos de palestinos.
En la inmensa mayoría de los casos registrados por AI, las personas fallecidas fueron disparadas por las fuerzas de seguridad israelíes sin constituir una amenaza. Los militares israelíes han llegado a disparar contra personas heridas, manifestantes desarmados y palestinos que estaban huyendo de espaldas a los soldados.
FALTA DE JUSTICIA
Por otra parte, las familias de los palestinos fallecidos, según denuncia AI, no han recibido ningún tipo de reparación judicial. De los 20 casos expuestos por la ONG en el informe, sólo en uno de ellos se ha acusado formalmente a un soldado israelí por homicidio. En la gran mayoría de las ocasiones ni siquiera se ha llegado a abrir una investigación de los hechos.
Hadeel al Hashlamoun, protagonista de uno de los casos citados por la ONG, sólo tenía 18 años cuando perdió la vida a manos de las fuerzas israelíes, que la abatieron a tiros en la localidad de Hebrón. No se ha abierto ningún tipo de investigación criminal por su muerte, a pesar de las peticiones de la familia. Israel ha alegado que la joven llevaba consigo un cuchillo.
"El problema ya no es que no hayamos visto ni la más mínima justicia, sino que Israel sigue matando a nuestro jóvenes, los homicidios van en aumento", ha contado su padre, el doctor palestino Salah al Hashlamoun.
Otro de los fallecidos fue Mahmud Muhamad Ali Shaalan, que murió a causa de los disparos de varios soldados israelíes el pasado 26 de febrero en el puesto de control de Beit El, cerca de Ramala. El joven tenía 16 años. A su familia se le ha negado el acceso a las grabaciones de vídeo que muestran lo ocurrido, y todavía no se ha abierto ninguna investigación.
"Ha sido una pesadilla para nosotros. Todos los indicios apuntan a que lo mataron sin motivo alguno, así que todo el mundo guarda silencio, limitándose a esperar que el problema desaparezca. No están investigando, no van a averiguar que es lo que pasó", ha explicado su tío, Salman Shaalan.
La investigación de AI, según han defendido en un comunicado, demuestra que el sistema de justicia militar de Israel proporciona impunidad a sus militares y deja sin Justicia a las víctimas y a sus familiares.
"Los familiares de las personales israelíes muertas a manos de palestinos pueden constar con un Estado que persigue agresivamente a los atacantes, traspasando los límites de la legalidad. Los palestinos, sin embargo, no tienen a nadie que proteja sus derechos", ha manifestado Luther.