Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR reclama a Libia la liberación de los refugiados y solicitantes de asilo detenidos en el país

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, ha reclamado este domingo a las autoridades libias la liberación de los refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran en 30 centros de detención del país.
Grandi ha visitado durante la jornada uno de estos centros de detención en la localidad de Zauiya en el que se encuentran detenidos alrededor de 1.200 migrantes, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
"Me han impactado las duras condiciones en las que son retenidos los refugiados y migrantes, generalmente a causa de la falta de recursos", ha dicho, agregando que "niños, mujeres y hombres que ya han sufrido mucho no deberían tener que soportar estas adversidades".
En un comunicado publicado tras su visita, ACNUR ha cifrado en 300.000 los desplazados a causa del conflicto en el país árabe, elevando a 1,3 millones de personas aquellas que necesitan ayuda humanitaria urgente.
"No debemos subestimar los desafíos de operar en un ambiente inestable y volátil como el de Libia en la actualidad", ha argumentado Grandi, explicando que "la capacidad para acceder y entregar la tan necesitada protección y ayuda es un desafío constante".
Por ello, ACNUR ha anunciado que incrementará su presencia en los puntos de desembarco de las personas rescatadas o interceptadas en el mar, en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Asimismo, aumentará su acceso y entrega de ayuda a los refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran en centros de detención gestionados por las autoridades libias, resaltando que hasta la fecha ha logrado la liberación de 800 de estas personas.
Por último, la agencia ha asegurado que impulsará sus programas de apoyo a los desplazados internos y a las comunidades de acogida para intentar mejorar el acceso a los servicios básicos.
Libia se ha convertido en los últimos años en una de las principales rutas de tránsito de migrantes y refugiados subsaharianos que intentan llegar a Europa a través del mar Mediterráneo.