Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se intensifica la presión internacional sobre Gadafi

Arde una fotografía de GadafiReuters
Primeras medidas de la comunidad internacional contra el régimen de Muamar el Gadafi en Libia. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ha defendido este lunes que ha llegado el momento de que el dirigente libio "se marche" y ha denunciado que Gadafi está empleando a "mercenarios y matones" para suprimir las manifestaciones en su contra.
"Gadafi y aquellos que le rodean deben rendir cuentas por estos actos, que violan las obligaciones internacionales y la decencia común", ha subrayado Clinton en su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, asegurando que la comunidad internacional no ha dejado ninguna posibilidad fuera de la mesa en cuanto a los próximos pasos a dar contra Libia.
"Hemos visto como las fuerzas de seguridad del coronel Gadafi abrían fuego contra manifestantes pacíficos. Han usado armamento pesado contra civiles desarmados. Mercenarios y matones han tenido rienda suelta para atacar a los manifestantes", ha denunciado la secretaria de Estado.
"Mediante sus acciones, han perdido la legitimidad de gobernar y el pueblo de Libia lo ha dejado claro: ha llegado el momento de que Gadafi se marche, ahora, sin más violencia ni demora", ha subrayado.
Sanciones de la UE
Los países de la UE han acordado imponer un embargo de armas y material antidisturbios a Libia y han prohibido la entrada a territorio comunitario y congelado las cuentas del líder libio Muamar el Gadafi, varios familiares y otros responsables de la represión violenta contra los manifestantes que reclaman una democratización del régimen.
Con esta decisión, los Veintisiete aplican la resolución aprobada el pasado sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU para castigar al régimen libio y añaden otras "sanciones autónomas" de la UE, según ha explicado el representante de la presidencia húngara, Tamás Fellegi.
Al mismo tiempo, la UE ha acordado prohibir la entrada a 16 personas, incluido Gadafi, parte de su familia y otros mandatarios responsables de la represión contra la población civil desde el 15 de febrero. También se congelan las cuentas de Gadafi y cinco miembros de su familia.
EEUU reubica sus fuerzas áreas y navales en torno a Libia
Además, el Pentágono ha informado este lunes de que el Ejército estadounidense está reubicando las fuerzas navales y aéreas que tiene en torno a Libia, donde se desarrolla una revuelta popular que ha sido reprimida violentamente por el régimen de Muamar el Gadafi.
Países europeos como Francia y Reino Unido han dicho que no descartan la posibilidad de usar la fuerza para frenar la violencia en Libia.
La toma de Trípoli
El dirigente libio está cercado en Trípoli. Los militares que se han unido a la revuelta contra Muamar el Gadafi están reclutando a voluntarios para formar una fuerza militar con vistas a la posible toma de Trípoli, bastión del régimen.
Los residentes del este del país aseguran que cada día cientos de personas parten desde Benghazi hacia Trípoli cruzando el desierto equipados con cuchillos y algún fusil, pero los oficiales rebeldes han asegurado que muchos más se han quedado para alistarse en los campamentos improvisados de nuevos reclutas instalados en escuelas y cuarteles quemados durante el levantamiento.
A las milicias rebeldes se han sumado militares en activo que han desertado del Ejército de Gadafi, pero también militares retirados o que habían abandonado el Ejército hace años.
Por tanto, la batalla continúa y aviones militares han bombardeado un depósito de armas en la zona controlada por los rebeldes en el este del país, según han informado fuentes seguridad. "Es cierto, han atacado un depósito de armas en Djabiya. Nadie resultó herido. Ocurrió en torno a las 15.00 o las 16.00 horas", ha indicado Fathi Abidy, miembro del consejo de seguridad establecido por la administración temporal de Benghazi, principal ciudad del este del país.
El drama de los refugiados y de la asistencia humanitaria
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha pedido que se permita "un acceso inmediato y seguro" al oeste de Libia, donde en los últimos días se han producido enfrentamientos entre las fuerzas leales al dirigente libio y manifestantes contrarios al régimen.
"Esta crisis lleva ya 14 días, ha llegado el momento y es absolutamente vital que las necesidades de las personas afectadas sean atendidas", ha subrayado el director general del CICR, Yves Daccord, en un comunicado.
El CICR cuenta con nueve delegados en Benghazi y se está coordinando con el personal de la Media Luna Roja Libia, que lleva trabajando sin descanso para ayudar a las víctimas de la violencia.
Por otra parte, en el lado tunecino de la frontera, el CICR ha ayudado a unas 750 personas que huyeron de Libia a contactar con sus familias en los últimos días. En el lado Egipcio de la frontera, se está prestando asistencia a la Media Luna Roja Egipcia.
El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha informado que unas 100.000 personas han abandonado Libia desde el pasado 19 de febrero. Del total, más de 55.000 personas han escapado a Egipto para huir de la crisis abierta en el país norteafricano. Otras 40.000 han hecho lo propio a Túnez.