Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 30 insurgentes muertos tras una ofensiva del ejército pakistaní

Al menos 30 milicianos han muerto este sábado en un bombardeo de las Fuerzas Aéreas paquistaníes contra un escondite rebelde situado en la provincia de Waziristan Sur, principal bastión de los insurgentes, ha informado el Ejército de Pakistán.
La operación ha tenido lugar en Shawal, uno de los mayores santuarios talibán que se encuentra en un área montañosa cercana a la frontera con Afganistán.
Ya son dos líderes talibanes los que han muerto en los últimos meses a manos autoridades no estadounidenses.
Colaboración fructífera
Las autoridades pakistaníes llevan desde finales de 2009 ejecutando ofensivas contra insurgentes talibanes en la región de Waziristán del Sur. A pesar de que el ejército americano intenta que estas ofensivas las lleven a cabo también en Waziristán del Norte, el ejército pakistaní no está por la labor.
La colaboración de estos dos países ha provocado la captura del mulá Abdul Ghani Baradar, número dos y jefe militar de los talibanes afganos, y de dos de sus lugartenientes. Se trata de los mulás Abdul Salam y Mir Mohamed, considerados los "gobernadores en la sombra" de las provincias afganas de Kunduz y Baghlan, respectivamente. Ambos fueron capturados por las fuerzas de seguridad paquistaníes en Baluchistán, en lo que se presume una operación conjunta con la CIA.
Dos atentados suicidas
Al menos un agente de Policía ha muerto y varios han resultado heridos en dos atentados suicidas perpetrados contra sendas comisarías en la provincia paquistaní de la Frontera del Noroeste, según fuentes policiales citadas por la cadena Geo Tv.
Ambos ataques se han producido en el distrito de Mansehra. Uno de ellos se ha registrado en la localidad de Balakot, donde un policía ha perdido la vida y han resultado heridos una cantidad de agentes aún por especificar.
El segundo se ha registrado en el municipio de Mansehra (homónimo al distrito), donde al menos dos agentes han sido heridos. El suicida, para acceder al complejo policial, habría contado con la colaboración de algún cómplice que ya ha sido detenido. Al ser detenido en un puesto de control situado en la entrada de la comisaría, hizo estallar la carga explosiva.