Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 180 inspectores de Hacienda irrumpen en la sede del diario 'Clarín'

Registro en la sede de ClarínReuters
Entre 180 y 200 inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el equivalente a Hacienda en España, han entrado en la sede del conocido diario argentino 'Clarín' para registrar el edificio sin previo aviso y en un operativo inusual por su magnitud, que el vicepresidente del rotativo, Julio Cobos, calificó de "intimidatorio".
Los inspectores llegaron de forma coordinada en varios camiones a la sede del diario en Buenos Aires que también sirve de redacción para otros tres rotativos, y rodearon la manzana en medio de un gran despliegue, que según la AFIP, responde a un "relevamiento de personal de rutina similares a otros".
Pero los medios locales han asegurado que el operativo fue acompañado de una serie de agresiones a directivos y campañas difamatorias en el marco del proyecto de ley de medios.
El propio periódico informa de que intentó comunicarse con la AFIP para consultar las causas del operativo, pero no obtuvieron respuesta. Horas después, el dirigente de la AFIP, Ricardo Echegaray, envió una carta al diario en la que aseguró que no fue él quien ordenó el operativo.
Respuesta de 'Clarín'
En respuesta, el Grupo Clarín ha emitido un comunicado en el que destaca la "dimensión desmesurada y amenazante que revistió el operativo llevado adelante por 200 inspectores de la AFIP en la sede del diario, y por otros 100 en compañías como Artear y Cablevisión, así como en la provincia de Córdoba", señala.
La nota denuncia que la inspección se extendió hasta los domicilios particulares de directivos y otros altos cargos de la empresa "que en cada caso llegaron a incluir hasta 8 personas" y recuerda que no pueden olvidar "los hechos agresivos e intimidantes que se han venido registrando en el último tiempo contra los medios en general y contra periodistas y directivos de Clarín en particular".