Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inseguridad sigue siendo extrema en Puerto Príncipe

Haití: La inseguridad asola a las zonas más pobresCuatro/CNN+
La violencia y los saqueos siguen perjudicando a Haití tras el devastador terremoto del 12 de enero. Los cascos azules han tenido que disparar al aire para intentar dispersar a la multitud que quería hacerse con la ayuda humanitaria que iban a repartir. Finalmente no lo consiguieron y decenas de personas arrasaron con todo, sobre todo, las cajas de comida.
En algunos barrios de Puerto Príncipe, se impone la ley de los saqueadores. Se les combate con medios precarios, y los problemas se resuelven casi siempre a tiros. El corresponsal de Cuatro y CNN+, Agustín Pérez, ha podido comprobarlo.
Haití pide ayuda
Para su reconstrucción, el Gobierno haitiano pedirá a la comunidad internacional 3.000 millones de dólares (unos 2.100 millones de euros), según informó el ministro de Turismo local, Patrick Delatour, durante la conferencia de donantes celebrada este lunes en la ciudad canadiense de Montreal.
Delatour explicó que el Ejecutivo usaría 2.000 millones de dólares de la cantidad solicitada para construir viviendas destinadas a acoger a las 200.000 personas que se han quedado sin hogar.
El resto, unos 1.000 millones de dólares, iría a parar a la reconstrucción de edificios de la administración e infraestructuras, entre las que se incluyen el principal puerto del país y tres aeropuertos internacionales.
El primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, había evitado previamente aclarar la cantidad que su Gobierno pedirá a la comunidad internacional para sufragar la reconstrucción del país caribeño, aunque sí admitió que estudios académicos y profesionales valoran en 3.000 millones de dólares las necesidades a corto y medio plazo.
Próxima cumbre en marzo
La sede de Naciones Unidas en Nueva York acogerá en marzo una conferencia de donantes sobre Haití, y ya entonces se pondría sobre la mesa una petición concreta. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reconoció desde Montreal que la ayuda debe seguir "el orden correcto" y que no conviene "comprometer dinero sin saber lo que se va a hacer con él".
"Creemos que es una buena idea plantear primero la evaluación de las necesidades, después planificar y por último llegaría el compromiso", explicó la jefa de la diplomacia de Estados Unidos.
Más tropas hacia Haití
Mientras, la comunidad internacional continúa enviando soldados a Haití para ayudar a la seguridad y a la reconstrucción del país. El Gobierno de Corea del Sur pretende enviar el próximo mes de febrero 220 soldados para sumarse a las fuerzas de paz internacionales desplegadas en el país caribeño, según reveló un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, Won Tae Jae.
También el Congreso Nacional brasileño aprobó este lunes duplicar su contingente militar desplegado en Haití y enviar 1.300 nuevos efectivos al país caribeño.