Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los inmigrantes comienzan a quemarse los dedos para evitar ser fichados

Continúa la oleada de pateras en las últimas horas. Otras tres han llegado esta noche a Cartagena, con 35 inmigrantes de origen argelino.
En los últimos dos días han llegado 19 embarcaciones, con más de 200 inmigrantes a Almería, Alicante y Murcia. La Guardia Civil sospecha que un "buque nodriza" las está soltando desde alta mar, desde la costa mediterránea.
Un auténtico drama
Los inmigrantes están comenzando a quemarse los dedos y a lijarse las yemas para "borrar" sus huellas dactilares, para evitar que esas huellas sirvan para ficharlos y repatriarlos.
Llegan a mutilarse para evitar un sistema que registra el país por el que entraron. Hasta este punto llega la desesperación.