Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las infecciones por listeria se mantienen estables aunque se ve un repunte entre ancianos

Las infecciones por listeriosis han aumentado desde 2008 pero, en los dos últimos años (2014 y 2015) el número de personas afectadas se ha estabilizado, aunque se ha observado que las infecciones notificadas se producen principalmente en personas mayores de 64 años, según se desprende de del último informe anual de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) sobre las enfermedades zoonóticas.
Concretamente, el informe que también incluye las últimas tendencias sobre la salmonelosis, la campilobacteriosis y los brotes transmitidos por los alimentos en la Unión Europea, muestra que la listeriosis afectó a unas 2.200 personas en 2015, causando 270 muerte, que "es el número más alto jamás reportado en la UE".
Por otro lado, la proporción de casos en el grupo de más de 64 años aumentó constantemente de 56 por ciento en 2008 a 64 por ciento en 2015. Además, en este período, el número de casos reportados y su proporción casi se ha duplicado en los más de 84 años.
"Esta es una amenaza para la salud pública que puede y debe ser tratada", ha señalado Mike Catchpole, científico jefe de ECDC, quien ha recordado que la institución está trabajando en conjunto con los Estados miembros para mejorar la vigilancia de las enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua.
Por su parte, la jefa de Peligros Biológicos y Contaminantes de la EFSA, la doctora Marta Hugas ha señalado que la "listeria rara vez ha excedido los límites legales de seguridad en alimentos listos para consumir, que la fuente de infecciones humanas más comúnmente transmitida por los alimentos".
SALMONELOSIS Y CAMPILOBACTERIOSIS
Por otro lado el informe muestra que en 2015 hubo 229.213 casos reportados de campilobacteriosis, que es la infección bacteriana más notificada en la UE por comer alimentos en mal estado. Las incidencias con la bacteria campylobacter, que se encuentra principalmente en pollos y carne de pollo, han aumentado desde 2008.
Respecto al número de casos de salmonelosis, la segunda enfermedad transmitida por los alimentos más comúnmente notificada en la UE, el informe muestra que aumentó ligeramente, pasando de 92.007 en 2014 a 94.625 en 2015. El aumento observado en los dos últimos años se debe en parte a mejoras en la vigilancia y mejores métodos diagnósticos.
Sin embargo, la tendencia a largo plazo sigue disminuyendo y la mayoría de los Estados miembros cumplieron sus objetivos de reducción de salmonella para las poblaciones de aves de corral. La salmonella se encuentra principalmente en la carne (aves de corral) destinada a ser cocinada antes del consumo.