Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 20 países más industrializados del mundo se reúnen para coordinar la salida de la crisis

Los líderes del G-20, que reúne a las primeras economías del mundo y a los principales países emergentes, se darán cita por tercera vez desde jueves y hasta el viernes en la ciudad estadounidense de Pittsburgh (Pensilvania, noreste del país) para coordinar cuándo abandonar las medidas anticrisis que adoptaron hace meses, una vez que están apareciendo los primeros síntomas de recuperación.
Los jefes de Estado y de Gobierno del G-20, que representan al 85 por ciento de la economía mundial, decidirán previsiblemente seguir manteniendo las medidas de apoyo públicas al sector financiero adoptadas para afrontar la crisis, sin descartar que se vaya preparando la salida de la crisis y la retirada progresiva de esos estímulos, según fuentes gubernamentales españolas.
Limitar las primas de los banqueros
La UE, que asiste a la cita representada por Suecia, presidencia de turno, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, España y Países Bajos, pero con una posición común pactada, presionará para que el G-20 se comprometa a limitar las primas de los banqueros que contribuyeron al estallido de la crisis porque incentivaban la asunción de riesgos para lograr beneficios a corto plazo.
Los Veintisiete defenderán incluso que se impongan sanciones a los bancos que paguen primas excesivas a sus directivos.
Como explicó recientemente el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, los ciudadanos están "horrorizados" ante las informaciones de que los bancos que han recibido dinero público siguen pagando 'bonus' "exorbitantes".
Aunque el presidente de EEUU y anfitrión de la cumbre, Barack Obama, ha señalado que en su país el Gobierno "generalmente no dice lo que uno puede pagar o no a sus empleados", el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se ha mostrado convencido de que el inquilino de la Casa Blanca respaldará las medidas propuestas por la UE.
De hecho Sarkozy ha amenazado con salirse de las negociaciones si no prospera la iniciativa que comenzó a impulsar él junto con Alemania, y que recibió luego el aval de la UE. Washington, en cambio, es más partidario de que los bancos aumenten sus reservas de capital para hacer frente a los riesgos.
Buscar un reequilibrio de la economía
Así las cosas, EEUU está más interesado en que de Pittsburgh salga el compromiso de buscar un reequilibrio de la economía global, que pase por que los grandes exportadores como China, Alemania y Japón consuman más, mientras que deudores como Estados Unidos aumenten sus ahorros.
"No podemos regresar a la era donde los chinos o los alemanes y otros países nos venden de todo a nosotros. Estamos asumiendo una montaña de deuda de tarjetas de crédito o préstamos por valorización de viviendas, pero no le vendemos nada a ellos", argumentó Obama el domingo.
Por eso Washington propondrá que el Fondo Monetario Internacional analice si todas las economías del G-20 favorecen un crecimiento más sostenible y publique recomendaciones cada seis meses.
Financiar la lucha contra el cambio climático
Los líderes debatirán también sobre el compromiso que deberían asumir los países más desarrollados con los más pobres para ayudarles a afrontar el cambio climático. La UE pedirá a los primeros ser solidarios con los menos desarrollados para que todos puedan cumplir con el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero. La idea es que unos y otros pongan en marcha un esfuerzo financiero compartido en función de su desarrollo y de su responsabilidad en la emisión de gases.
La Comisión Europea estima en 100.000 millones de euros anuales el coste para lograr reducir de forma significativa las emisiones de gases contaminantes en el periodo 2012 y hasta 2020 y propone que los Veintisiete aporten 15.000 millones.
La cumbre de Pittsburgh, que se celebra en una tradicional ciudad industrial reconvertida en el referente 'verde' del país, arrancará en la tarde del jueves con una recepción del presidente Obama a los asistentes y dos cenas paralelas posteriores donde presidentes y ministros de Finanzas comenzarán a abordar la agenda de la reunión.
Zapatero en la ONU
Segunda jornada de trabajos en la Asamblea General de Naciones Unidas y turno para Jose Luis Rodríguez Zapatero. El jefe del Ejecutivo intervendrá por tercera vez en este foro desde que llegó a La Moncloa. Posteriormente se trasladará a Pittsburg para asistir a la cumbre del G-20.
Zapatero abordará en su discurso, entre otros asuntos, la lucha contra el cambio climático, la no proliferación y el desarme nuclear y la futura presidencia española de la UE.