Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los indignados toman un supermercado en Murcia

Medio centenar de indignados han intentado sacar sin pagar de un hipermercado de Murcia 42 carros de la compra. Querían repartir productos de primera necesidad entre los más necesitados, pero no lo han conseguido.
Los protagonistas de la protesta han pedido este lunes hablar con el gerente del centro para pedirle que tuviera el detalle de hacer este gesto, dado que su empresa había obtenido en 2010 un beneficio neto de 382 millones de euros. También pidieron leer a los clientes un comunicado por megafonía.
El responsable del centro se ha negado y ha llamado a la policía. Los agentes han tomado los datos de algunos de las personas que trataron de sacar los carros sin pagar. Según el comunicado de los indignados, "40.000 hogares murcianos tienen a todos sus miembros en paro, drama que afecta a unas 150.000 personas", y que en porcentaje alcanza en la comunidad de Murcia al 26 por ciento de la población, cifra superior a la media nacional.
Los carros iban a ser llevados a comedores y servicios de asistencia sociales y contenían lotes de productos de marca blanca como leche, pan, harina, aceite, pasta, arroz, legumbres, papel higiénico, pasta de dientes, compresas, pañales, gel y champú.
Los acampados de Murcia aún no han levantado su campamento de la glorieta de España aunque ya han reducido la periodicidad de sus asambleas. Los lunes y los miércoles habrá asambleas generales informativas y formativas, los viernes, decisorias, y los domingos, una de puesta en común de lo debatido en las de los barrios de Murcia. Para los martes, jueves y sábados se han organizado talleres, debates y actividades culturales, como teatro y danza, entre otras.
Hoy martes los indignados quieren impedir un desahucio en la localidad costera de San Pedro del Pinatar y para el miércoles han organizado una sentada de protesta por los recortes en educación ante la consejería competente y en cada centro educativo se ha convocado una sentada de 10 minutos durante el recreo.