Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve heridos en el incendio de una vivienda en Jaén provocado por un brasero

Nueve personas, tres de ellas menores de edad, han resultado heridas en el incendio producido en una vivienda en Jaén. Los primeros datos de la investigación apuntan a que su origen ha estado en un brasero de una mesa camilla.

Así lo ha apuntado en una nota la Policía Nacional, que junto a Policía Local y Bomberos ha intervenido en el referido incendio, y que ha destacado que, "gracias a la rápida intervención" de dichos efectivos "se ha evitado una tragedia en Jaén".
El fuego, según señala la Policía, dejó atrapados a ocho inquilinos, y el llanto de un niño alertó a los policías de que no todos los moradores habían abandonado la vivienda, que ha quedado "totalmente destruida".
Así, ha recordado cómo han ocurrido los hechos, cuando una llamada a la Sala Operativa del 091 alertaba de que se había originado un incendio en la planta tercera de un edificio ubicado en el casco histórico de la capital. Una vez en el lugar de los hechos, los agentes se encontraron a una mujer tumbada en el suelo del portal del edificio con quemaduras y "claros síntomas de inhalación de humo", procediendo a sacarla del lugar alejándola del foco del suceso.
La Policía ha relatado que tras informaciones de vecinos, los agentes accedieron hasta la planta tercera, donde se encontraron con una dotación de la Policía Local que intentaba derribar la puerta de acceso a la vivienda, procediendo a evacuar a todos los vecinos del edificio, así como a los damnificados, al mismo tiempo que ha destacado que "había un niño atrapado en las plantas superiores que trataba de huir del fuego".
Varios vecinos informaron a un policía nacional y un policía local de que uno de los pequeños se encontraba aún en el interior de la vivienda, por lo que ambos funcionarios decidieron acceder a las plantas superiores guiados por los gritos y llanto del pequeño que había huido del siniestro buscando la azotea de la finca, quedando atrapado en la quinta planta.
Dada la intensa cantidad de humo acumulada, los agentes no pudieron acceder a la misma dando aviso a los bomberos que se encontraban sofocando el incendio. Un miembro de este Cuerpo dotado con máscara respiratoria autónoma consiguió acceder hacia donde se encontraba el pequeño, procediendo a su rescate, sacándolo del inmueble junto a los funcionarios policiales de ambos cuerpos.
Agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica junto a Policía Judicial investigan el origen del fuego que, según los primeros datos, podría haberse originado en la mesa camilla situada en el salón del inmueble.
En el siniestro han intervenido dotaciones de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Policía Local y Bomberos de Jaén "en total coordinación", tal como ha destacado en el comunicado la Policía Nacional.