Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Recaudamos mucho o poco?

Es uno de los temas estrella de toda campaña electoral: los impuestos. La cuestión es, ¿recaudamos mucho o poco? Cada año son 350.000 millones de euros. Para poder interpretar esta cifra hay que tener en cuenta el tamaño de nuestra economía. Supone el 33% de nuestro PIB, estamos siete puntos por debajo de la media europea. 

“Son 70.000 millones menos de ingresos públicos… Hay que ver la cantidad de cosas que se pueden hacer con esos ingresos”, explica el economista Manuel Moreno, coautor de “Socialdemocracia y Liberalismo. “El problema es que se nivel se viene manteniendo a lo largo del tiempo cuando en otros países está subiendo”.  Nuestra recaudación está en mismos niveles que en 2002 mientras en Europa ha subido 2 puntos en el periodo 2002-2014.

Donde menos ingresa España en comparación con Europa es en el impuesto de la renta. “A pesar de tener tipos elevados después tenemos deducciones, bonificaciones, que en el impuesto de la renta reducen mucho los ingresos. En el IVA tenemos muchos productos en tipos impositivos bajos”, argumenta Manuel Alejandro Hidalgo, profesor de Economía de la Universidad de Olavide (Sevilla).

En el IVA, somos el segundo por la cola en recaudación. También estamos en los últimos puestos en la lucha contra el fraude por falta de inspectores. “Necesitaríamos doblar el número de funcionarios para situarnos al nivel de Portugal”, apunta Moreno.

Para algunos la única alternativa a no recaudar más son los recortes. “Es una opción, evidentemente la cuestión es si queremos eso. Si no la queremos necesariamente tenemos que recaudar más. Solamente hay estas dos opciones”, zanja Hidalgo.

Sin embargo hay economistas que creen que los ingresos pueden mejorar  gracias a la eficiencia del gasto y el crecimiento económico. Una visión con la que no termina de estar de acuerdo Moreno. Aún siendo la eficiencia un tema importante, en su opinión es prioritario recaudar más. “Hay que desprenderse de esa falacia liberal que dice: lo que hay que hacer es crecer que luego se distribuye. Eso es mentira; se crece pero no se distribuye, aumentan las desigualdades”.

Son muchos los expertos que piden cambios en todos los impuestos para terminar ingresando más y situarnos al nivel de esos países europeos a los que queremos parecernos.