Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El homicida de Olot había sido despedido y no pudo cobrar el talón

El hombre, de 57 años ha matado a tiros a cuatro personas en Olot, Girona. Fuentes cercanas a uno de los fallecidos han explicado que el dueño de la constructora sopesaba despedir al agresor en enero, junto a otros trabajadores, porque no cobraba algunas obras y tenía problemas económicos.
Sin embargo, un conocido del presunto asesino ha asegurado que en la empresa no le estaban pagando el sueldo correspondiente.
El agresor, aficionado a la caza, ha cometido los crímenes al parecer con una escopeta o rifle de caza, según los tesigos.
Las banderas ondean a media hasta
Por su parte, el Ayuntamiento de Olot ha decretado tres días de luto oficial por el asesinato de los cuatro vecinos del municipio. Además, el consistorio ha convocado dos minutos de silencio para el jueves a medio día, para expresar el sentimiento de rechazo y de recuerdo a las víctimas.
El alcalde, Lluís Sacrest, ha considerado el suceso como un hecho "brutal, inesperado e inevitable" que ha sacudido al municipio ya que las víctimas eran muy conocidas.
"Ahora nos queda un interrogante, saber el porqué. Espero que se aclare durante la investigación, aunque ahora nos importa más el qué que el porqué", ha añadido. Los servicios sanitarios han atendido inmediatamente después del suceso a los familiares de las víctima
Ha matado a cuatro personas
El hombre armado con una escopeta ha matado a tiros a cuatro personas, dos de ellas en un bar del núcleo La Canya, próximo a Olot (Girona), y a otras dos en una sucursal bancaria de esta localidad gerundense, y ha sido posteriormente detenido por la Policía Local.
Según han informado los Mossos d'Esquadra, el crimen múltiple ha ocurrido pasadas las 8:00 de la mañana, cuando el detenido se ha dirigido al bar La Cuina de l'Anna, del núcleo de población La Canya, y ha matado a tiros a dos personas, un padre y un hijo que se dedicaban a la construcción. El presunto asesino trabajó para ellos y, según los primeros datos, la empresa le debía dinero.
A continuación, el homicida ha acudido en coche a una sucursal bancaria de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) de Olot, donde apenas diez minutos después del primer crimen ha asesinado al subdirector de la oficina y a una joven, empleada de la oficina, según fuentes cercanas al caso.
Tras recibir el aviso del tiroteo en el bar de La Canya, los Mossos d'Esquadra, junto a la Policía Local de Olot, han montado un dispositivo en esta población y en la comarca de La Garrotxa para detener al autor del crimen, aunque el despliegue policial no ha impedido que el homicida volviera a actuar en la oficina bancaria.
Sin embargo, la descripción de los testigos presenciales, que han facilitado un preciso retrato del autor del tiroteo y han proporcionado a los agentes la matrícula del vehículo que conducía, ha permitido que la policía local le detuviera cuando circulaba por Olot con su vehículo.
El alcalde de Olot, Lluís Sacrest, se ha desplazado esta mañana a la oficina bancaria para recabar información sobre el crimen múltiple.