Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre se hace el 'harakiri' tras asesinar a su mujer

Una mujer, M.F.A. de 55 años, ha muerto en la madrugada del domingo a manos de su marido F.D.A. que, tras apuñalar violentamente a su esposa, se quitó la vida clavándose el mismo cuchillo en el corazón en el domicilio familiar que ambos compartían en compañía de sus dos hijos en la Plaza de Sierra Nevada de Gamonal, en Burgos.
Según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos, los cuerpos del matrimonio fueron localizados sin vida en el interior de la vivienda por un bombero que accedió al domicilio por una ventana pasada la una de la tarde del domingo.
Fue el hijo menor quien dio aviso porque no lograba acceder al domicilio donde supuestamente debían encontrarse sus padres que no le contestaban ni al timbre ni al teléfono. Avisó a los bomberos que no pudieron desbloquear la cerradura, que estaba con las llaves puestas por dentro, y tuvieron que forzar una ventana para que uno de los bomberos pudiera entrar y abrir la puerta.
El bombero fue el primero en reconocer el escenario del crimen cuyas evidencias se advertían por todas partes en forma de restos de sangre y descubrió los dos cuerpos completamente ensangrentados y tendidos en el suelo.
En Valladolid ocurrió algo parecido
Un hecho similar se registró el pasado sábado en Valladolid, cuando efectivos de la Brigada de la Policía Judicial y de los Bomberos encontraron los cadáveres de una pareja en una vivienda del barrio vallisoletano de Parquesol.
Sobre las 12.00 horas del sábado, y tras el aviso de varios vecinos por el mal olor, los Bomberos y la Policía accedieron a una vivienda de la quinta planta del número 1 de la calle Manuel de los Cobos.
Allí los agentes encontraron el cadáver de una mujer, cuya identidad responde a las iniciales S.T.Z, nacida en 1957 en Argentina, que presentaba heridas incisas en la traquea. También fue encontrado el cadáver de un hombre, E.P.N.A, nacido en 1951. Junto a él fueron hallados además varios envases de medicamentos.