Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hermano de Karzai trabaja para la CIA

Hace unos días la hermana menor de los Castro revelaba en una entrevista que trabajó con la CIA en Cuba en los años 60. Pues al parecer esta no es una técnica en desuso en inteligencia estadounidense. Según publica 'The New York Times' la CIA cuenta en su nómina con el hermano del presidente afgano Hamid Karzai.
Ahmed Wali Karzai habría cobrado en los últimos ocho años de la CIA, pese a estar considerado uno de los principales responsables en la proliferación del tráfico de opio en el país. Según el rotativo neoyorquino, que cita a funcionarios de la actual y la anterior Administración estadounidense, la agencia de espionaje ha pagado por diversos servicios prestados por el hermano del mandatario afgano.
Informando, reclutando, alquilando
Wali Karzai habría colaborado para reclutar fuerzas paramilitares que trabajaron bajo la dirección de la CIA en la zona de la que procede la familia Karzai, la provincia de Kandahar. El diario, subraya que las relaciones económicas entre el hermano de Karzai y el espionaje estadounidense han desatado todo tipo de cuestiones sobre la estrategia de guerra estadounidense, actualmente sometida a revisión por la Casa Blanca.
Estas relaciones han ocasionado profundas divisiones en el seno del Gobierno norteamericano, cuyas relaciones con el actual gobernante afgano son cada vez más tensas, y cuestionan además la implicación de la CIA en la lucha real contra el narcotráfico, según el periódico.
Además, pese al desmentido de Karzai sobre sus relaciones con la CIA, las fuentes citadas por el diario afirman que es el propietario del antiguo cuartel general del mulá Omar en Kandahar, actual sede de la CIA y de su fuerza paramilitar conocida como Fuerza de Choque de Kandahar. Añaden además que ha proporcionado sedes e inmuebles para numerosas operaciones encubiertas en el sur del país.