Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las heridas por el incendio de Horta no cicatrizan un año después

La muerte de los cinco bomberos del Grupo de Actuaciones Forestales (Graf) de Lleida en el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona) cumple este miércoles un año con la investigación judicial para esclarecer los hechos aún en marcha.
Homaje a los compañeros fallecidos
Los Bomberos de Barcelona han guardado un minuto de silencio a las 16.00 horas de este miércoles en memoria de los bomberos fallecidos en el incendio de Horta de Sant Joan que tuvo lugar hace hoy un año.
El Jefe de Guardia del Parque de Bomberos de l'Eixample de Barcelona, Pedro Martínez, ha explicado que es un acto "en memoria por la pérdida de unos compañeros" y en "recordatorio a ellos y a su tarea".
Martínez ha asegurado que el trabajo de bomberos, que realizan "en condiciones adversas" es lo que "hermana" a todos los cuerpos, tanto a los bomberos de Barcelona como a los de la Generalitat de Cataluña.
A la misma hora, las sirenas de todos los vehículos de los parques de Bomberos de Cataluña han sonado en homenaje a los cinco miembros del Grupo de Actuaciones Forestales (Graf) de Lleida.
En una declaración institucional, Saura, ha recalcado la admiración y necesidad que tiene la sociedad por dicho Cuerpo y se ha comprometido a "hacer todo los que haga falta" para que nunca vuelva a repetirse una tragedia como ésta.
Saura, Boada y el alcalde de Lleida, Ángel Ros, han depositado esta mañana un ramo de rosas en el monolito en la sede de la región de emergencias de Lleida.
Muchos interrogantes
Un año después del accidente, en el que también quedó herido un sexto bombero, todavía existen muchos interrogantes sobre las circunstancias que rodearon la muerte de los bomberos, que se vieron atrapados por el fuego en una zona montañosa de Horta.
La titular del Juzgado de Gandesa, que instruye el caso, ha sido muy minuciosa en su investigación, que estuvo bajo secreto de sumario hasta la detención de los dos presuntos pirómanos que provocaron el fuego y que hoy están en libertad provisional, lo que desmintió la teoría oficial de que la causa fue un rayo.
La juez ha llamado a declarar a vecinos de Horta, alcaldes, testigos y muchos miembros del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat que ese día participaron en la extinción, en una causa en la que se han personado familiares de los fallecidos, la Consellería de Interior y ahora también el único superviviente, Josep Palls.
El lunes se supo que la juez ha vuelto a declarar el secreto parcial del sumario, por una pieza separada que corresponde a una nueva investigación de los Mossos d'Esquadra, que fueron quienes llevaron la investigación policial de las causas.
¿Qué pasó en Horta?
El incendio, que arrasó 1.140 hectáreas de masa forestal, se originó hace un año cuando dos personas prendieron fuego a un pila de 4.000 kilos de leña que se extendió sin control en este paraje natural de Els Ports.
Al día siguiente, cuando todo parecía indicar que las llamas estaban en fase de control, un súbito cambio de viento atrapó a un grupo de bomberos. En un principio, el Cuerpo de Agentes Rurales determinó que el origen de las llamas fue un rayo caído en un pino días atrás, pero la detención por parte de los Mossos d'Esquadra de dos personas sorprendió a todos y dio un giro de 180 grados a la situación.
En sus teléfonos móviles, se hallaron fotografías de uno de los chicos con las primeras llamaradas del incendio como telón de fondo, que podrían probar la intencionalidad de los jóvenes, algo que ellos siempre han negado. Los jóvenes aseguran que sólo querían calentarse la cena después de un largo día de excursión, pero por estos hechos se enfrentan a una pena que puede alcanzar los 25 años de cárcel si se les declara culpables de cinco delitos de homicidio por imprudencia.
Abierta una comisión parlamentaria

De hecho, las dudas planteadas sobre la gestión del incendio acabaron en el Parlament, donde una comisión de investigación que se constituyó por impulso de CiU, PP y C's, recibió a 46 comparecientes relacionados con el incendio en 12 sesiones.
Por la comisión pasaron los consellers de Interior, Joan Saura, y de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, la directora de los Bomberos, Olga Lanau, así como mandos de los Bomberos, de los Agentes Rurales, testigos y cargos municipales.