Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qué hacer para conseguir unos glúteos firmes y definidos

Fitnesscuatro.com

La importancia de los glúteos en el cuerpo va mucho más allá del impacto visual que genera su estética, hasta el punto que es la locomotora que nos hace mover el cuerpo. Tener un buen trasero no solo embellece nuestro torso, si no que es síntoma de salud.

¿Sabías que los glúteos son la zona del cuerpo que nos permite movernos y son esenciales para tener una buena postura y que nuestra espalda no sufra? Esto, unido al aspecto físico que nos aporta, hace que sea aún más importante realizar ejercicios específicos para obtener unos mejores resultados y mayores beneficios.
Ahora que llega el buen tiempo, todos estamos obsesionados con la famosa operación bikini y con poner nuestro cuerpo a punto para poder lucir palmito en la playa, pero hay que tener en cuenta, según afirma Sánchez Diego en BBC Mundo, varios factores a la hora de trabajar nuestro trasero comenzando por entender cómo están divididos. “Están compuestos por tres partes -mayor, medio y menor- siendo el glúteo mayor y el glúteo medio los que más influyen en la forma y en la potencia que generan”.
Ejercicios recomendados:
1.- Sentadillas; cuanto más abajo, más intensidad para el glúteo.
2.- Zancadas.
3.- Elevación de caderas.
4.- Pesos muertos: levantamiento de pesas acompañado de sentadillas.
5.- Patadas posteriores para glúteo; con el abdomen contraído para no castigar la zona lumbar. Para incrementar la eficacia, es mejor colocarse una goma que una los tobillos y realizar así el ejercicio.
6.- Steps, simuladores de subir escaleras.
Llevar una alimentación sana y equilibrada es muy importante para que, el ejercicio físico, no sea realizado en balde. La dieta y la calidad de los nutrientes que ingerimos son muy importantes para evitar acumular esa grasa que tan poco nos gusta. “Está claro que se puede aumentar el tamaño del glúteo con un buen trabajo, pero que tiene que ir acompañado de una dieta específica. Puedes tener un estímulo celular, muscular, pero que si no tiene gasolina, si no tiene el nutriente fundamental para subir, no lo hace”, destacó el director de Vivafit en Santander.
La diferencia también es evidente entre hombre y mujeres. “A las mujeres les cuesta generar músculo. Una cosa es que tonifiquen y otra cosa es que lo aumenten. El hombre no tiene tanto ese problema ya que cuenta con la hormona que hace potenciar y aumentar la musculatura, la testosterona”.
Muchas veces se comete el error de confundir y usar los trabajos aeróbicos para tonificar y darle forma a sus glúteos. “Al hacer mucho trabajo aeróbico se limpia toda la zona de retención de grasa, pero también se pierde el contorno y el volumen. Lo único que queda es el músculo. Si a eso le agregas que al mismo tiempo suelen hacer una dieta para bajar peso es prácticamente imposible que puedan mantener su forma y mucho menos aumentarla. Lo que se necesita es meter una carga en el que cueste mucho mover la extremidad y allí se produce ese incentivo, esa activación de la hormona masculina”.
La clave para que el resultado sea idóneo, es hacer los ejercicios a la máxima intensidad posible, ya que estimula la producción de testosterona, la reducción de grasas y, por tanto, el fortalecimiento y aumento de la musculatura.
Hay que recordar que la estética del glúteo no lo es todo: unos glúteos fortalecidos te permitirán mejorar la postura, ayudar a sentarte, a pararte y a sostener bultos pesados.