Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kylie Jenner lidera la guerra del látex en el clan Kardashian

Los vestidos ceñidos a la altura de la rodilla son a las Kardashian lo mismo que a Rihanna los chandals y las pieles. Es inconcebible imaginárselas sin sus prendas fetiche. Kylie ha sido la última en optar por un vestidos de estas características, pero no uno cualquiera, sino uno de látex como los que suelen usar sus hermanas mayores.

happy almost birthday @jordynwoods ⭐️

Una foto publicada por Kylie (@kyliejenner) el

 ¡Menudo derroche de sensualidad! Kylie salió a cenar con su amiga Jordyn Woods al restaurante Craig en Los Angeles y escogió un 'look' de todo menos sencillo. Se decantó por un minivestido marrón de látex con mangas de gasa y cuello alto que coordinó con unas sandalias de pulsera en color beige, el mismo tono de su bolso.
La diseñadora compartió una imagen en las redes con su amiga en un baño y pronto su Instagram se llenó de comentarios de sus fans que le escribían lo favorecida que estaba con su nuevo vestido, como ocurrió hace unos días cuando caldeó el ambiente con una foto en ropa interior y algunos seguidores incluso se atrevieron a afirmar que se había aumentado el pecho.
El amor de las Kardashian por el látex viene de lejos. La primera en abrir la veda fue Kim, cuando se enfundó un diseño Atsuko Kudo,rosa que también ha llevado Amia Montero y con el que no se puede llevar ropa interior. Kourtney también se dejó fotografiar junto a su hermana Kim con uno mono con tachuelas de látex y Khloe lo hizo en una sesión de fotos que le regaló a Lamar cuando aún estaban juntos.