Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gripe A cierra tres colegios más en Nueva York

Cierre de colegios en Nueva YorkCNN+
La ciudad de Nueva York ha ordenado el cierre provisional de otras tres escuelas en los condados de Queens y Brooklyn, después de que cientos de estudiantes presentaran síntomas similares a los de los afectados por la gripe A. Los responsables de los departamentos neoyorquinos de Salud, Thomas Frieden, y de Educación, Joel Klein, han anunciado esos cierres, que ya elevan a seis los centros educativos que permanecen cerrados en Nueva York.
Pese a que hasta el momento no se ha confirmado ningún caso de afectados por el virus AH1N1 en los tres centros, se ha procedido a la desinfección de las aulas, los suelos, las puertas y las mesas de las escuelas afectadas por el posible nuevo brote de la gripe.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, había ordenado el jueves el cierre de tres centros solo en el condado de Queens, donde se detectaron nuevos casos de afectados, entre los que se encuentra el profesor de un centro de enseñanza que, según las autoridades, sigue en estado crítico. Se trata del subdirector de la escuela I.S. 238, Mitchell Wiener, y representa el caso más grave detectado hasta ahora en la ciudad de Nueva York.
Bloomberg ha reiterado que cualquier individuo que note síntomas de gripe debe quedarse en casa y que los padres deben hacer lo propio con sus hijos si tienen fiebre, tos u otros signos gripales.
También en Japón
La localidad japonesa de Kobe también va a cerrar sus colegios públicos después de que este sábado se confirmase el primer caso de contagio por la nueva gripe (H1N1) en un estudiante japonés que no había viajado al extranjero.
Las autoridades sanitarias japonesas han anunciado que analizarán a aquellos que han estado en contacto con el estudiante infectado y tomarán las medidas necesarias como pedir a la población que abandone sus casas, para prevenir la propagación del virus.