Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno holandés se disuelve por desacuerdos sobre Afganistán

El Gobierno de coalición de los Países Bajos se ha disuelto durante la madrugada de este sábado después de que las dos grandes formaciones que lo sostenían, el Partido Democristiano (CDA) del primer ministro, Jan Peter Balkenende, y el Partido Socialdemócrata, encabezado por el vice primer ministro, Wouter Bos, decidieran romper su alianza a consecuencia de los desacuerdos sobre la permanencia de tropas holandesas en Afganistán más allá de 2010, según informan la agencia de noticias ANP y la televisión local RTL.
Una de las causas de esta ruptura ha sido la reciente petición que la OTAN le hizo a Amsterdam de incrementar el número de efectivos en Afganistán para contener la amenaza talibán. La Alianza Atlántica le pidió a Países Bajos que "investigara la posibilidad y conveniencia" de que sus 2.000 soldados sobre el terreno, situados en la provincia de Uruzgan, alargaran su presencia en el país asiático.
La CDA de Balkenende, la formación mayoritaria dentro de la coalición de Gobierno, propuso que Países Bajos mantuviera un pequeño contingente de tropas en Afganistán más allá de agosto de 2010, fecha límite que se había fijado para la estancia de los militares neerlandeses en Afganistán.
Esta propuesta, sin embargo, encontró una fuerte oposición en el Partido Socialdemócrata de Wouter Bos, que exigió que, tal como se había prometido, "el último soldado holandés abandonará Uruzgan a finales de este año".
El primer ministro de Países Bajos, Jan Peter Balkenende, ha afirmado que este sábado, a última hora de la tarde, presentará ante la Reina Beatriz la dimisión de todos los miembros laboristas de su Ejecutivo.