Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasoducto Medgaz ya opera con normalidad tras tres días de interrupción del suministro

El gasoducto internacional Medgaz, que conecta Argelia con España y que es la principal fuente de abastecimiento al país de este hidrocarburo, ha reanudado su actividad y funciona con normalidad, tras tres días de suspensión del suministro, indicaron a Europa Press en fuentes de la empresa.
La suspensión de la actividad fue consecuencia de problemas técnicos en las instalaciones de origen en Argelia, según una nota de operación emitida ayer miércoles por el gestor técnico del sistema gasista, Enagás.
El gasoducto sufrió una "interrupción no programada" que se inició el pasado jueves 8 de septiembre con un descenso del caudal entregado a la terminal de recepción de Almería y que derivó en la suspensión del suministro, primero durante varias horas del viernes y sábado, y luego de forma total en los tres días siguientes.
El gas llegado a España por gasoducto desde Argelia, tanto a través de Medgaz como del tubo que entrar por Tarifa, equivale al 48,1% del total, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores) correspondientes al año móvil concluido en mayo.
Medgaz, según los cálculos de Enagás, aporta cerca del 21% del gas llegado a España en ese periodo. Otro 11,3% del gas, según datos de Cores, viene de Argelia por barco, de modo que este país suministra el 59,4% del total.
Enagás indica que la programación de entrada de gas por Medgaz para los primeros días de septiembre suponía un flujo medio continuo equivalente a 234 gigavatios hora (GWh) por día.
EL GNL GARANTIZA LA NORMALIDAD.
Fuentes de Enagás indicaron a Europa Press que la demanda de gas atendió con "total normalidad" durante los días de interrupción del suministro gracias a la contribución de las plantas de regasificación de gas natural licuado (GNL), que jugaron un "importante papel" y que han demostrado que el sistema dispone de un "suministro diversificado" y de capacidad para responder "con flexibilidad" ante los problemas técnicos.
Los agentes del sistema gasista español han estado adecuando durante los últimos días sus nominaciones en otros puntos del sistema con el objeto de equilibrar su balance.