Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fundador de Megaupload permanecerá en prisión

El juez retrasa la decisión de concederle la libertad bajo fianza

Detenido en Países Bajos un estonio relacionado con el cierre de Megaupload

Kim Smich y los tres directivos de Megaupload detenidos estarán en prisión bajo fianza, al menos hasta el miércoles. El fundador del portal de descargas ha pedido al tribunal ante el que ha declarado que le conceda la libertad condicional. La fiscalía rechaza esta petición por el alto riesgo de fuga y el magistrado neozelandés que juzga el caso ha aplazado la decisión.
Después de que Kim Smich y los tres directivos detenidos hayan permanecido tres días bajo prisión preventiva, sus representantes legales han acudido a la vista con la petición de libertad bajo fianza para sus clientes debajo del brazo. Pero la justicia neozelandesa ha retrasado su decisión que deberá tomar antes del miércoles.
Los cuatro imputados afrontarán en Estados Unidos cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y violación de la ley de propiedad intelectual, delitos por los que podrían ser condenados a penas máximas de 50 años de cárcel.
Además, dos personas más, un alemán y un estonio han sido también detenidos en Europa.
Más condenas pendientes
'Dotcom', como se conoce a Kim Smich, tiene, además, condenas previas por tráfico de influencia y desfalco en Alemania y Tailandia, según información de autoridades de inmigración neozelandesas. Según la Oficina Federal de Investigación (FBI), organismo al cargo de la investigación contra Megaupload, el sospechoso habría ganado personalmente 42 millones de dólares en 2010 con esta página.
Las autoridades acusan al grupo de organizar una trama que sería responsable del robo de 500 millones de dólares en derechos de autor. Además, han generado más de 175 millones de dólares en ganancias por suscriptores y publicidad.
Después de que Kim Smich y los tres directivos detenidos hayan permanecido tres días bajo prisión preventiva, sus representantes legales han acudido a la vista con la petición de libertad bajo fianza para sus clientes debajo del brazo. Pero la justicia neozelandesa ha retrasado su decisión que deberá tomar antes del miércoles.
Los cuatro imputados afrontarán en Estados Unidos cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y violación de la ley de propiedad intelectual, delitos por los que podrían ser condenados a penas máximas de 50 años de cárcel.
Además, dos personas más, un alemán y un estonio han sido también detenidos en Europa.
Más condenas pendientes
'Dotcom', como se conoce a Kim Smich, tiene, además, condenas previas por tráfico de influencia y desfalco en Alemania y Tailandia, según información de autoridades de inmigración neozelandesas. Según la Oficina Federal de Investigación (FBI), organismo al cargo de la investigación contra Megaupload, el sospechoso habría ganado personalmente 42 millones de dólares en 2010 con esta página.
Las autoridades acusan al grupo de organizar una trama que sería responsable del robo de 500 millones de dólares en derechos de autor. Además, han generado más de 175 millones de dólares en ganancias por suscriptores y publicidad.
Ya son cinco los detenidos
La Fiscalía de Países Bajos ha informado de la detención el viernes pasado de un ciudadano estonio supuestamente vinculado con el caso Megaupload, el mayor servidor de descargas clausurado la semana pasada en Estados Unidos en el marco de una operación federal contra el tráfico de archivos en Internet.
La detención de este individuo, identificado por Estados Unidos como Andrus Nomm, de 32 años de edad, de nacionalidad estonia y que ha residido en Turquía y en su país de origen, eleva a cinco los arrestados desde el cierre de este portal de descargas.
Nomm permanecerá detenido hasta un máximo de sesenta días, plazo en que las autoridades neerlandesas deberán contestar a la solicitud de extradicción formulada por Estados Unidos, según ha informado el diario británico 'The Guardian'.
Según los datos revelados por la Policía Federal estadounidense (FBI) tras la operación contra esta página web, Megaupload se había convertido en la décimo tercera página más visitada de todo Internet y acumulaba más de 180 millones de visitantes registrados. La compañía logró el año pasado 150 millones de dólares en ingresos de clientes y 25 millones de dólares por publicidad.