Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi 25.000 funcionarios serán despedidos en Irlanda

El importe del rescate de Irlanda ronda los 85.000 millonesCuatro/CNN+
El programa de ajustes, llamado "Plan de Recuperación Nacional", y presentado por el primer ministro irlandés, Brian Cowen, y los ministros de Economía, Brian Lenizan, y Medio Ambiente, John Gormeley, advierte que el déficit público ascenderá a 18.500 millones de euros y calcula que unos 6.000 millones del ajuste presupuestario previsto serán asumidos el próximo año, cuando el déficit bajaría hasta el 9,1%.
Por otra parte, el Ejecutivo irlandés asume en las previsiones contenidas en este plan cuatrienal un crecimiento medio del PIB irlandés del 2,75% entre 2011 y 2014 , lo que permitirá crear unos 90.000 puestos de trabajo netos entre 2012 y 2014. Esto reducirá la tasa de paro por debajo del 10% al finalizar el programa de reformas.
Entre las principales medidas contempladas en el plan de ajuste, el Gobierno irlandés plantea una reducción del 12% del salario mínimo, que pasaría a 7,5 euros por hora, lo que, en opinión del Ejecutivo, permitirá estimular la creación de empleo y el acceso a los jóvenes al mercado laboral.
Casi 25.000 funcionarios despedidos
El programa, no deja al margen a los trabajadores públicos. Contempla la reducción del gasto corriente en 7.000 millones y otros 3.000 millones mediante el recorte de gastos de capital. El Gobierno prevé el despido de 24.750 funcionarios, lo que permitirá un ahorro de 1.200 millones en 2014 y devolverá a la Administración a sus niveles de 2005.
Además, el programa contempla la introducción de una tasa que grave el agua corriente en las viviendas dentro de dos años, así como un encarecimiento de las tasas universitarias y una reducción de las becas.
En cuanto a la subida del IVA, el Gobierno irlandés ha precisado que aplicará una subida gradual, que pasará en 2012 al 22%, desde el 21%, para subir en 2014 hasta el 23%. La recaudación extra será de 620 millones de euros.
Cerca de 85.000 millones de euros como rescate
El primer ministro de Irlanda, Brian Cowen, ha reconocido que se ha barajado que el importe de la ayuda que el país recibirá de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sea de 85.000 millones de euros, aunque ha recalcado que aún no se ha establecido una cifra definitiva para el rescate.
"El tamaño de cualquier programa no ha sido decidido pero una cantidad del orden de 85.000 millones de euros ha sido discutida", ha asegurado Cowen durante una intervención en el Parlamento irlandés.
Sin embargo, el primer ministro irlandés ha incidido en que la cifra de la ayuda recibida de las instituciones internacionales será en todo caso inferior a los 100.000 millones de euros.
Asimismo, Cowen ha recordado que las negociaciones siguen en marcha y ha subrayado que estas conversaciones están teniendo lugar "tan rápido como es posible".
Reforma de los bancos
Además, el Gobierno definirá la reforma del sector bancario, que ha necesitado una inyección de 45.000 millones de euros. Según la cadena pública RTE, la idea es inyectar más dinero en los bancos para elevar su capacidad de superación de futuras pérdidas. El Gobierno estudia también la posibilidad de adquirir una participación mayoritaria en el Banco de Irlanda y el Allied Irish Bank.
El Ministerio de Finanzas de Irlanda desmintió a última hora del martes que el Gobierno haya acordado ya con la UE y FMI el monto exacto del plan de rescate, calificando de "especulaciones" la información de los medios locales, que adelantaban la cifra de 85.000 millones de euros.
Mientras comienzan a atisbarse las primeras protestas entre los ciudadanos tras la decisión de Dublín de aceptar el salvavidas de la UE y el FMI. Hace unos días varias decenas de irlandeses encendían velas en al calle para expresar la muerte de la independencia fiscal del país.