Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro frena su ascenso y baja en 14.100 personas en el tercer trimestre

No se esperaba este dato a merced de las palabras de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, que auguraba una cifra "preocupante" del paro. Sin embargo, el paro ha frenado su escalada, ha bajado en 14.100 personas en el tercer trimestre del año, el 0,3 por ciento en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se ha reducido a 4.123.300 personas.
Sin embargo, la tasa de paro se ha mantenido prácticamente invariable, en el 17,93 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El dato es positivo si se tiene en cuenta que el paro subió en el segundo trimestre en más de 126.000 personas y que en los tres primeros meses del año la EPA contabilizó 802.800 parados más.
La tasa más alta
La tasa de desempleo, por su parte, pasa desde el 17,92 por ciento del segundo trimestre al 17,93 por ciento en el tercero, con lo que se mantiene como la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001.
Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 17,99 por ciento.
Más de un millón en un año
Según los datos de Estadística, en los últimos doce meses el paro ha subido en 1.524.600 desempleados, un 58,7 por ciento más, cebándose más en los hombres que en las mujeres. Así, el paro masculino se incrementó en 937.300 desempleados en el último año, con un repunte del 69,2 por ciento, mientras que el femenino aumentó en 587.300 paradas, un 47,1 por ciento más.
De julio a septiembre se destruyeron 74.800 empleos (frente a los más de 145.000 destruídos en el segundo trimestre y los más de 700.000 del primero), alcanzando el número total de ocupados la cifra de 18.870.200 personas.
La destrucción de empleo en este trimestre se concentró en los varones, con 87.600 ocupados menos, ya que entre las mujeres se crearon 12.800 puestos de trabajo. En el último año, el número de ocupados se ha reducido en 1.476.200 personas (-7,26 por ciento).
La gente ya no busca trabajo
Lo negativo de esta bajada del paro es que mucha gente está dejando de buscar trabajo. Casi 90.000 personas se han rendido y han abandonado el mercado laboral y dejan de ser población activa.
Además, casi 18.000 hogaresmás tienen ya a todos sus miembros en paro. Así que, ya son más de 1.100.000 los hogares sin ningún empleo en España.
Al menos oficiosamente, muchos de ellos están optando por trabajar "en negro", salen de la economía oficial y entran en la economía sumergida. Y ese es uno de los factores por lo que muchas personas no optan a las ayudas del Gobierno. El trabajo "en negro" impide ir a las clases del INEM que dan derecho al cheque de los 420 euros.