Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscalía de Venezuela deja claro que Cubillas no será extraditado

La Constitución de Venezuela veta, en su artículo 69, esta extradición, ya que Cubillas es venezolano por 'naturalización', ha aclarado en unas declaraciones recogidas por los medios locales Luisa Ortega.
"Cubillas ingresó a Venezuela en 1990, posteriormente solicitó la naturalización, que le fue concedida", ha explicado la máxima representante del Ministerio Público, quien ha reiterado que un venezolano, "ya sea por naturalización o por nacimiento", no puede ser extraditado.
No obstante, ha aclarado que no ha recibido ninguna solicitud formal de España en relación al posible traslado. Ha adelantado que mediante los instrumentos jurídicos contemplados en los acuerdos entre Venezuela y España las autoridades del país sudamericano tratarán de obtener la información correspondiente a las investigaciones practicadas sobre Cubillas, quien podría haber participado en la formación de etarras en suelo venezolano.

Cubillas presentó un escrito ante la Fiscalía el pasado 11 de octubre en el que pidió la apertura de una investigación, tras lo cual se ha encargado "al fiscal número diez con competencia nacional, Richard Monasterios", que inicie las pesquisas.
Ortega ha confirmado que las autoridades de Venezuela pedirán la comparecencia de todos las personas vinculadas a esta investigación, incluso las que se encuentren en el extranjero
Caamaño asegura que ETA no podrá quedarse en Venezuela
El ministro de Justicia del Gobierno español, Francisco Caamaño, ha recalcado que los efectivos de la banda terrorista ETA "no podrán quedarse" en Venezuela y ha considerado "imprescindible" el apoyo de las autoridades del país sudamericano.
También ha recordado que cuando los terroristas han estado en Francia no se han podido asentar y que por la actuación del Gobierno español tampoco se han podido establecer en Portugal. "Gracias al trabajo que vamos a hacer, en Venezuela no podrán quedarse", ha subrayado el ministro.
Caamaño ha asegurado que los dos estados deben trabajar con el "fin común de que el terrorismo de ETA no tenga lugar ni en España ni en lugar alguno". Para ello, ha explicado se sigue estrechando la cooperación jurídica con las autoridades del Gobierno venezolano mediante la Administración de Justicia y fundamentalmente la diplomacia del Ministerio de Exteriores.
Así, el ministro de Justicia no ha querido polemizar con las declaraciones de Hugo Chávez, después de que ayer Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores, le instara a dar una respuesta definitiva sobr el asunto de ETA. El presidente venezolano le ha contestado esta madrugada que "A palabras necias, oídos sordos". Además ha querido aclarar que quienes pretendan relacionar su gobierno con los terroristas fracasarán en su intento.