Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los extranjeros residentes en España suponen casi el doble que en la UE

Las estadísticas difundidas revelan que a fecha de 1 de enero de 2009 había 31,9 millones de ciudadanos extranjeros en los países de la Unión Europea (UE), de los que 11,9 millones eran comunitarios trasladados a otro Estado miembro y el resto procedía de países extracomunitarios.
En España, había 5,65 millones de personas con otra nacionalidad, de los que el 5 por ciento de la población procedían de otro Estado miembro de la UE, mientras que el 7,4 por ciento habían llegado de un país extracomunitario.
Alemania a la cabeza
España es, después de Alemania, el país de la UE que más residentes foráneos acoge, seguido del Reino Unido, Francia e Italia. Los países que registran el menor número de residentes extranjeros son Bulgaria (23.800) y Malta (18.100).
En proporción al total de habitantes del país, Luxemburgo (43,5 por ciento), y Letonia (17,9 por ciento) son los países con mayor porcentaje de extranjeros, mientras que Bulgaria (0,3 por ciento) y Polonia (0,1 por ciento), registran las cifras más bajas.
En cuanto a los ciudadanos europeos que deciden mudarse a otro país de la UE, son los rumanos (2 millones), polacos (1,5 millones) e italianos (1,3 millones) los que más se desplazan. Los turcos, marroquíes y albaneses son los residentes no comunitarios más numerosos en los Veintisiete.