Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las explicaciones del FBI a Llamazares, "insuficientes"

El FBI ha atribuido la utilización de la imagen del diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, para la elaboración de un retrato robot de Bin Laden, y otro presunto terrorista, a un "error humano". Asimismo, se ha responsabilizado del acto a un "artista forense".
Así lo ha asegurado Llamazares, a través de un comunicado, tras reunirse con una representante de la Sección Consular Legal y un agregado del FBI, destinados en la Embajada de Estados Unidos en España. Estos le han expresado sus disculpas por lo ocurrido.
Este encuentro ha tenido lugar cinco días después de que se publicaran los retratos robos para los que se usaron rasgos de Llamazares. Sin embargo, en todo este tiempo, el diputado no ha recibido una llamada del nuevo embajador de Estados Unidos en España, el empresario Alan Solomont.
Durante la reunión, Llamazares les ha trasladado su "seria preocupación" por las consecuencias que puede acarrear la utilización de su imagen por parte del FBI para los retratos robots de terroristas. Asimismo, ha exigido la apertura de una "investigación profunda y seria sobre lo ocurrido" y que "se depuren las necesarias responsabilidades" derivadas del uso de su imagen.
Si la situación no se resuelve, se presentarán acciones legales
Por su parte, Llamazares ha pedido tener acceso a "una información completa sobre la posible existencia de archivos en cualquier organismo oficial con datos de personas identificadas con datos personales junto a su ideología política".
Además, otra de las exigencias del diputado es que desde todos los organismos oficiales norteamericanos "implicados en este desgraciado asunto" se ofrezcan garantías de que se ha eliminado absolutamente cualquier imagen elaborada a partir de rostros reales.
Para Llamazares, las "sucintas explicaciones de carácter únicamente oral" recibidas "son del todo insuficientes". Por ello, avisa de que, mientras toda esta situación siga sin resolverse "de forma adecuada", se reserva la posibilidad de emprender futuras acciones legales.