Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una exmodelo francesa que llevaba la talla 32 se rebela contra el mundo de la moda

Modelo se rebela contra el mundo de la modeloFACEBOOK

Después de intentar suicidarse, Victoire Maçon Dauxerre se dio cuenta de hasta donde la había llevado la anorexia: tenía que parar. De eso ya hace unos años y su reacción sirve de ejemplo a seguir de muchas jóvenes modelos, sobre todo de la alta costura, que sufren los mismos problemas que ella.

Tal y como cuenta para el diario Le Parisien, todo comenzó cuando tenía 18 años. Pronto se dio cuenta de las restricciones del mundo de la moda. Empezó a adelgazar, obligada por los sastres que le pedían que alcanzara una talla 32-34. Ella lo hizo. De esta forma, con su 1,78 metros de altura, la joven llegó a pesar 47 kilos. Sin embargo, esto no lograba satisfacerla ni a los sastres ni a ella misma. “Cuanto más adelgazaba, más gorda me veía. La anorexia es un círculo vicioso” y, a pesar, de encontrarse en el peso establecido por el sector, a la joven francesa le resultaba llamativo que sus fotos continuaban siendo retocadas.
Un día, Victoire no pudo soportar la presión y creyó que quitarse la vida sería el remedio, objetivo que afortunadamente no logró. Gracias al apoyo de sus seres queridos, actualmente la exmodelo está completamente recuperada – ahora lleva una talla 38-  y, con la intención de ayudar a otras chicas en la misma condición que estuvo ella, ha publicado un libro titulado “Nunca lo suficientemente delgada: diario de una top model”. “La moda debe hacer soñar, estoy de acuerdo con eso, pero sin destruir la salud de tantas jóvenes que ya no son únicamente modelos sino también adolescentes” explica la joven de 23 años.