Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La excesiva velocidad, principal causa del último accidente aéreo en Irán

Avión siniestrado en IránReuters
La excesiva velocidad del avión en el momento del aterrizaje fue la causa del siniestro registrado este pasado viernes en Mashad, al noreste de Irán. El avión ofrecía servicio de Charter a una empresa iraní de "Aria Tours". En total viajaban 153 personas a bordo de la aeronave, que viajaba desde Teherán a Mashhad. El avión se salió de la pista y chocó contra los bloques en el aeropuerto internacional de "Shahid Hashemi Neyad" de Mashad.
La televisión iraní mostró este pasado viernes imágenes del avión con su parte delantera totalmente destruida e informó de que el accidente se debió a un fallo de funcionamiento de las ruedas de la aeronave. Aunque esté destruida la gran parte de la denominada "caja negra", se podido saber que el avión excedía la velocidad a la hora de proceder a aterrizar, según ha confirmado, Reza Yafarzadeh, portavoz de la aviación civil iraní.
En el accidente han muerto 17 personas y 20 han resultado heridas. Nueve de las víctimas mortales eran de Kazajistán, todos miembros de la tripulación, y el resto eran de nacionalidad iraní, entre ellos Mahdi Dadpey, el director de la empresa de "Aria Tours".