Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 1.000 evacuados por las inundaciones en Australia

Australia sufre las peores inundaciones en 50 añosReuters
La casi totalidad del nordeste de Australia está afectado por las peores inundaciones en décadas que han dejado varios pueblos anegados por la riadas y han obligado a evacuar a más de 1.000 personas de una docena de poblaciones.
La situación empeorará en las próximas horas por la cantidad de agua sin drenar aún en el interior, advirtió la Oficina de Meteorología, que prevé que en las próximas horas el agua inunde centenares de hogares y recomendó a los habitantes de la región que eviten las zonas bajas.
Nueve helicópteros Black Hawk del ejército que evacuaron ayer a los 300 habitantes de Theodore, a unos 500 kilómetros al noroeste de Brisbane, continuaron hoy el trabajo en Emerald, en el interior, y en Bundaberg, en la costa del estado de Queensland.
Algunas comunidades han sufrido las peores inundaciones en 50 años. La mitad del territorio australiano de Queensland (este) ha sido declarado como zona catastrófica ha informado el Departamento de Meteorología australiano.
"Situación terrible"
Los equipos de rescate califican la situación como terrible y advierten de que lo peor todavía está por llegar. Se espera que las aguas inunden otras 50 casas en Chinchilla, situada en el sureste de este vasto territorio, que junto a Dalby y Theodore, figura entre los pueblos más afectados.
Las alertas se mantienen para varios ríos por temor a que siga creciendo el caudal. Algunos podrían llegar al metro y medio de altura, según informó la cadena estadounidense CNN.
Ayudas del Gobierno
Por el momento han sido evacuadas cientos de personas. Bruce Grady, de la Administración de Emergencias de Queensland, ha declarado a la televisión australiana que la situación en Chinchilla y Dalby "es mucho mejor que en Theodore". La primer ministro, Julia Gillard, ha anunciado que el Gobierno destinará un millón de dólares en ayudas a los afectados por unas "inundaciones sin precedentes" y ha hecho un llamamiento público para recaudar más fondos. "Algunas comunidades no habían visto inundaciones como estas en décadas y, en otras, no se habían alcanzado nunca estos niveles desde que tenemos registros", ha dicho Gillard a la prensa.
"En algunos sitios el agua todavía no ha llegado al nivel máximo. Para eso aun quedan algunos días", ha añadido la primer ministro. La advertencia pesa sobre numerosas poblaciones de la zona, como Wowan, Warwick, Mundubbera, Gayndah, Alpha, Jericho, Pittsworth, Grantham, Killarney y Allora. El agua mantiene cortadas más de 300 carreteras y tramos de hasta siete autopistas en la zona.
Daños económicos
En cuanto a los costes económicos, las autoridades estiman que superarán los 1.000 millones de dólares australianos (1.010 millones de dólares o 769 millones de euros); el daño a infraestructuras superará los 600 millones (606 millones de dólares o 461 millones de euros), y se perderán cultivos valorados en otros 400 millones (404 millones de dólares o 307 millones de euros), según las estimaciones oficiales.
Los meteorólogos creen que en los próximos días continuarán los aguaceros pero de forma más moderada, aunque muchas zonas seguirán inundadas durante al menos dos semanas.