Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos prometen a Grecia un segundo rescate si aprueba el plan de ajuste

Ángela Merkel, a su llegada a una reunión en Bruselas de líderes del Partido Popular Europeo (PPE).Reuters
"Ello servirá de base para fijar los principales parámetros de un nuevo programa apoyado conjuntamente por sus socios europeos y el FMI, en línea con las prácticas actuales", señala el borrador de conclusiones pactado por el Consejo Europeo.
Al mismo tiempo, el visto bueno del parlamento griego al programa de ajuste "permitirá un desembolso a tiempo para cubrir las necesidades de financiación de Grecia en julio", afirman las conclusiones, en referencia a la ayuda de emergencia de 12.000 millones que Atenas necesita para no suspender pagos en verano.
Los líderes europeos han pedido "a todos los partidos políticos en Grecia que apoyen los principales objetivos del programa (de ajuste) y las medidas políticas clave para garantizar su aplicación rigurosa y rápida".
"Dada la duración, magnitud y naturaleza de las reformas necesarias en Grecia, la unidad nacional es un requisito previo para el éxito", insisten las conclusiones.
El segundo plan de rescate es una de las condiciones que exige el FMI para desbloquear su parte (3.300 millones de euros) de la ayuda de emergencia para julio. Si el parlamento griego aprueba el plan de ajuste la semana que viene, los ministros de Economía de la eurozona desbloquearán los 12.000 millones en la reunión extraordinaria convocada para el 3 de julio.
Antes de la reunión, la canciller alemana, Angela Merkel, había advertido de que no habrá más ayudas para Grecia si no aprueba el plan de ajuste y privatizaciones de 28.000 millones de euros acordado con Bruselas y el FMI que el próximo martes se someterá al voto del Parlamento griego y para el que el líder de la oposición conservadora ha anunciado su rechazo de plano.
"Apelamos a la oposición para que asuma su responsabilidad histórica", ha dicho Merkel en declaraciones a la prensa a su llegada al Consejo Europeo. "En situaciones difíciles como la que afronta el euro hay que estar juntos. Ha funcionado sin problemas en Portugal e Irlanda y tenemos que intentar que funcione también en Grecia", ha señalado la canciller alemana.
"No pueden esperar que completemos ninguno de nuestros programas de ayuda para Grecia porque primero necesitamos esperar a ese voto importante", ha declarado Merkel a su llegada a una reunión en Bruselas de líderes del Partido Popular Europeo (PPE), previa al Consejo Europeo que arranca esta tarde.
La canciller alemana y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se han reunido con el primer ministro griego antes del inicio del Consejo Europeo para abordar la crisis de Grecia. Al encuentro está prevista también la asistencia del presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y del presidente del Banco Central (BCE), Jean-Claude Trichet, según han informado fuentes diplomáticas.
La Unión Europea exige la aprobación de estas medidas como requisito previo para desembolsar la ayuda de emergencia de 12.000 millones de euros que Atenas necesita para no suspender este pago este verano y se espera que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, que este jueves se reúnen en Bruselas, presionen a Grecia para que se apruebe el plan.
También tratarán de avanzar hacia un principio de acuerdo sobre el segundo rescate de alrededor de 100.000 millones que necesita Grecia para los próximos años. Este compromiso es una exigencia del FMI para pagar su parte de la ayuda urgente (3.300 millones), pero algunos países como Alemania o Países Bajos se resisten a que de la cumbre salga ya un pacto definitivo.
Barroso ha vuelto a repetir ayer miércoles ante el pleno de la Eurocámara que "no hay alternativa" al plan de ajuste y ha reclamado "un consenso nacional y no políticas partidarias miopes". "Necesitamos un consenso nacional en Grecia para que Grecia pueda ganar la confianza de sus socios y de los mercados", ha insistido.
El calendario
La votación del plan de ajuste está prevista para el próximo 28 de junio. Los ministros de Economía de la eurozona celebrarán una nueva reunión extraordinaria el próximo 3 de julio para tratar de desbloquear la ayuda de 12.000 millones a Atenas. Pero el FMI ya ha avisado de que no pagará su parte (3.300) si la UE no le da garantías de que seguirá financiando a Grecia durante los próximos doce meses.
Los ministros de Economía de la eurozona pactaron el domingo que la contribución será puramente voluntaria y se diseñará de forma que no sea interpretada por los mercados o por las agencias de 'rating' como un impago. Pero falta por concretar las modalidades técnicas y determinar cuál será el importe de la participación de los bancos.