Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valls defiende nuevas bajadas de impuestos tras el "seísmo" electoral en Francia

Valls se reúne con HollandeReuters

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha defendido que el Partido Socialista debe terminar su mandato de cinco años al frente del país pese al varapalo electoral sufrido en las elecciones europeas, en las que el ultraderechista Frente Nacional ha sido la fuerza más votada, y ha insistido en la necesidad de nuevas bajadas de impuestos.

Tras reconocer que el país había sufrido un "seísmo" por el triunfo de Le Pen y el hecho de que los socialistas hubieran quedado relegados a la tercera posición, Valls ha respondido a los llamamientos de la líder del Frente Nacional a disolver la Asamblea Nacional.
El Partido Socialista recibió "un mandato de cinco años y el quinquenato debe llegar a su término", ha subrayado el primer ministro en una entrevista concedida a la emisora RTL, si bien ha reconocido la impopularidad del Gobierno.
En este sentido, Valls, que llegó al cargo tras el mal resultado de los socialistas en las municipales de marzo, ha atribuido los resultados de estas elecciones a "la ira contra las instituciones europeas" de los franceses y a "una abstención de los votantes socialistas".
"IMPOSIBLE LEVANTAR EL LISTÓN"
El primer ministro ha subrayado igualmente que estos resultados no le han "sorprendido" y que pese a sus esfuerzos "era sin duda imposible levantar el listón en estas elecciones". "En ocho semanas no se cambia un estado de ánimo", ha resaltado.
Así las cosas, ha defendido que "hay que implicarse en la bajada de la fiscalidad". "Tiene que haber nuevas bajadas de impuestos porque (la situación) se ha vuelto insoportable", ha considerado el primer ministro, para quien "las subidas de impuestos han erosionado la confianza entre los franceses y los servicios públicos".
Para Valls, si los franceses ven que el Gobierno cumple con su palabra y hay una bajada de impuestos real la situación mejorarán. "Existe un gran escepticismo respecto a los que gobiernan. No se trata de bajar la guardia y negar las responsabilidades", ha remachado.
REUNIÓN CON HOLLANDE
En este sentido, el presidente francés, François Hollande, ha mantenido una reunión con su círculo de ministros más cercano, además de Valls, para analizar el resultado de las elecciones europeas y preparar la cumbre en Bruselas, donde los líderes europeos analizarán por primera vez el mandato de los ciudadanos y quién podría ser el nuevo presidente de la Comisión Europea.
De acuerdo con los últimos resultados en Francia, el Frente Nacional ha logrado en torno al 25 por ciento de los votos y 24 escaños, seguido por la opositora UMP con alrededor del 20 por ciento y 20 escaños, mientras que los socialistas se habrían quedado en 14 por ciento y 13 escaños, su peor resultado.