Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy recibe elogios e insultos mientras pasea por Pontevedra

Mariano Rajoy hace campaña por el europeas en PontevedraPartido Popular

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recorrido a pie el centro de Pontevedra durante poco más de una hora repartiendo propaganda y papeletas electorales del PP. En el transcurso del paseo recibió elogios e incluso una simpatizante se declaró su "fan", pero también fue increpado por una otra mujer, que tildó a su comitiva de "pandilla de sinvergüenzas". Ya en el mitin que ha ofrecido en Vigo, Rajoy, ha defendido en pleno debate sobre lo que se publica en las redes sociales que la mayoría de la sociedad española es "decente" y "con sentimientos". "Y este partido tiene plena confianza en la sociedad española", ha añadido.

"¡Pandilla de sinvergüenzas!", ha repetido la mujer. "Estáis destruyendo el país", ha añadido, mientras los dirigentes populares se alejaban en dirección opuesta, en un paseo que, al margen de esta crítica, ha transcurrido sin incidentes significativos y entre saludos.
Acompañaban a Rajoy el presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo; la ministra de Fomento, Ana Pastor; el candidato del PP a las elecciones europeas Francisco Millán Mon; el presidente provincial del PP de Pontevedra, Rafael Louzán; el portavoz municipal, Jacobo Moreira; y la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo, que fue a última en incorporarse porque los populares habían adelantado la hora del encuentro.
A su paso por la calle Michelena, las plazas de la Herrería, Compostela y la Peregrina, entre un gran despliegue de seguridad, muchos de los ciudadanos que se cruzaban con Mariano Rajoy han inmortalizado su paseo sacando fotos con sus teléfonos móviles.
El presidente del Gobierno también saludó a varias madres que paseaban a sus bebés, se encontró con varios conocidos, y se detuvo con quienes, jóvenes y mayores, le solicitaron posar a su lado.
"Soy una gran fan de usted"
"Soy una gran fan de usted", le dijo una mujer cuando Rajoy salía del Hotel Rías Bajas, donde realizó una parada de media hora para tomar un refrigerio con los dirigentes populares que le acompañaban.
Desde aquí, el presidente del Gobierno hizo el recorrido inverso hasta el punto de partida, junto a la Subdelegación del Gobierno, donde Núñez Feijóo y Rajoy se subieron al mismo vehículo que les llevó a Vigo.
Las redes sociales, a debate durante el mitin en Vigo
Rajoy ha clausurado el mitin del PP de hoy en Vigo y ha hecho una referencia a los "debates", ha dicho, sobre "lo que se publica o se deja de publicar, lo malos que son algunos, las cosas que se dicen", una alusión velada a los comentarios vejatorios en las redes sociales sobre el asesinato de la dirigente del PP de León, Isabel Carrasco.
El presidente no ha mencionado el asunto en su intervención y no se ha referido a la violenta muerte de su compañera de filas, a la que han recordado sus antecesores en el mitin de hoy en Vigo. Pero ha lanzado un mensaje tras la discusión sobre lo que se está publicando en las redes sociales, fundamentalmente en Twitter.
"Es momento para darles las gracias a los españoles, tenemos que hacerlo todos los que militamos en este partido y sentimos estos colores. No ha sido fácil. Asistimos a debates sobre lo que se publica o se deja de publicar, lo malos que son algunos, las cosas que dicen... Tengo que decir que la mayoría de la sociedad española es decente, con sentimientos, trabaja, se esfuerza y quiere lo mejor para su país y este partido tiene plena confianza en la sociedad española", ha manifestado.
España sale "del hoyo"
Pero ha asegurado Mariano Rajoy que está "muy contento" porque pese a la dureza especialmente de los dos últimos años transcurridos "hoy el presidente del Gobierno de España por fin ya puede darles buenas noticias a los españoles".
Y ha vuelto a defender que el país está saliendo de la peor crisis de sus últimos 30 años, aunque quede "mucho por hacer". "Nadie puede negar que los esfuerzos de los españoles estos dos años y medio empiezan a producir sus frutos. Nadie lo puede negar porque nadie puede negar la realidad", ha dicho.
El presidente ha insistido en que el país va "por el buen camino" y empieza a salir "del hoyo". Ha reiterado que España estuvo al borde del rescate, pero logró evitarlo y no ha tenido que afrontar las medidas de otros países, "que por ejemplo tuvieron que rebajar las pensiones un 10 por ciento, aquí no".