Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Prado: “No nos proponemos una pataleta, sino algo que demanda la gente”

Luis Prado, cabeza de lista de Escaños en BlancoESCAÑOS EN BLANCO / FACEBOOK

Luis Prado es un ciudadano anónimo –farmacéutico de profesión-  que se presenta a las elecciones europeas del 25 de mayo como cabeza de lista de Escaños en Blanco, una formación con un único propósito en el programa: dejar los escaños que logren vacíos y renunciar a cualquier sueldo o subvención. Prado nos ha explicado que intentan hacer ver que hay quien no se siente representado por los partidos tradicionales. “Queremos que se refleje el apoyo real de los partidos en el Parlamento”, no obstante, “nosotros invitamos a la gente, si encuentra un partido al uso que defiende sus intereses, a que les vote”. Escaños en blanco promete disolverse cuando se modifique la ley electoral.

¿Qué pretende Escaños en Blanco?
Nosotros nos presentamos a las elecciones con un solo punto en el programa que es dejar vacío los escaños que consigamos renunciando a cualquier sueldo o subvención. Así conseguimos dar visibilidad a la parte del electorado que no tiene quien le represente porque no le satisface la oferta electoral o porque no le gustan las reglas del juego.
Cuándo surge el partido
El partido nace en 2010 en Barcelona y en 2011 en las municipales conseguimos las primeras concejalías vacías  en Cataluña, que aún siguen vacías en dos municipios. Y a partir de ahí se extiende por el resto de España. También nos presentamos a las autonómicas de 2012 y prácticamente de la nada, sin financiación, sin apoyo explícito de los medios y con una mano detrás y otra delante en Asturias conseguimos en poco tiempo ser  la primera fuerza extraparlamentaria y en Galicia la segunda en apenas un mes de vida con más de 17.000 votos. Lo que proponemos no es una pataleta, sino algo que la gente está demandando. Ahora el partido está presente en todas las provincias.
El único punto del programa es dejar los escaños vacíos… explíquenoslo por favor
Hasta ahora las personas que no están de acuerdo con la oferta electoral o no le satisfacen las reglas del juego son expulsados del sistema. Nosotros venimos a rescatar a esas personas del olvido ofreciéndoles un voto que se transforma en huecos vacíos que den visibilidad, valor y representación a una parte de la ciudadanía, cada vez más grande, ignorada y que se siente defraudada. Lo que ofrece el sistema actual para la gente que no se siente representada es el voto blanco, nulo o la abstención y eso es una tomadura de pelo porque hace invisible a una parte muy importante de la población. En las últimas europeas hubo un 56% de abstención y eso son ciudadanos que no están representados para nada. Intentamos reflejar cuál es la realidad en todo su aspecto y que se refleje el apoyo real de los partidos en el Parlamento.
¿No sería mejor ocupar el escaño para representar a los ciudadanos cansados de los políticos o de los partidos tradicionales?
Nosotros invitamos a la gente a que se informe y si encuentra un partido al uso, de los que ocupan sus escaños y toman decisiones en el parlamento, que creen que defiende sus intereses y garantías, a que les voten. Somos el único partido que no pide el voto de forma explícita. Simplemente, si alguien no tiene a nadie que le represente le damos la opción de que vote por dejar el escaño vacío. Queremos saber cuántas personas quieren decir un no claro y rotundo a esta forma de plantear la representación política.
Planteáis la modificación de la ley electoral, insisto, ¿no sería mejor estar dentro de las instituciones para conseguirlo?
Nosotros lo primero que queremos es dar representación a la gente que no se siente representada por este sistema de elección y la única forma de hacerlo es mediante el escaño vacío. Para todo lo demás ya están el resto de partidos al uso. En España hay más 100 partidos… no creo que sea un problema de oferta. Partidos ya hay muchos. De hecho, a las europeas se presentan39. En España no hay un problema de caras -nuevas o viejas- ni de partidos, ni de ideas. Es un problema estructural que impide que los ciudadanos puedan tener controlados a sus representantes y que puedan participar en las decisiones más allá de votar cada cuatro años.
¿Cómo se financia Escaños en Blanco?
Con las cuotas aportadas por los militantes
Luis Prado no es político profesional, ni ocupará su escaño en Bruselas, de lograrlo… ¿de qué vive?
Soy farmacéutico. Me dedico a mi trabajo como hacemos todos los que formamos Escaños en Blanco.
De lograr los escaños, ¿el partido se disolverá?
Se disolverá una vez que se modifique la ley electoral en el sentido de posibilitar a los ciudadanos un tipo de voto que se transforme en escaños vacíos. En ese momento nuestra presencia ya no tendrá sentido y nos disolveremos.
¿Qué queda para Escaños en Blanco tras el 25-M?
Tras el 25-M manejamos números muy positivos. Aunque solo sea por toda la fuerza que tenemos ya en España,  estamos convencidos de tener buenos resultados en las elecciones Europeas.  Cuando la gente sepa que puede usar su voto para expulsar políticos de los parlamentos y para dejar escaños vacíos, en España vamos a vivir un momento en política muy interesante.