Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya son 37 los etarras detenidos en Francia en 2009

Nuevo golpe a la banda terrorista ETA. La gendarmería francesa detuvo este pasado lunes por la tarde a un presunto etarra en la localidad de Vienne, muy cerca de Lyon. Fuentes de la lucha antiterrorista señalan que podría ser Zuhaitz Errasti Goiti.
El arrestado, de 28 años y natural de Guipúzcoa, ya fue detenido el 28 de julio de 2005 en un centro comercial de Brive la Gaillarde (Francia) junto a Joseba Troitiño, Fredo, hijo y sobrino de dos sanguinarios etarras y lugarteniente del jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu, Txeroki.
Fue condenado a cuatro años de cárcel en París por asociación de malhechores con fines terroristas y tres años después, en noviembre de 2008, las autoridades francesas le entregaron a España, reclamado por la Audiencia Nacional por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Pocos días después quedó en libertad provisional a la espera de que se señalara la vista, y desde entonces estaba huido. En diciembre de 2008, la Audiencia ordenó su busca y captura tras no comparecer ante el tribunal que le iba a juzgar por realizar pintadas en apoyo a ETA.
Ya son 37 los detenidos
La colaboración antiterrorista de España y Francia ha permitido que un total de 37 presuntos etarras hayan sido detenidos en territorio francés en lo que va de año, seis de ellos en los últimos quince días, además del hallazgo de numerosos zulos que escondían diferente material explosivo, armas, documentación falsificada y matrículas dobladas.
La detención por parte de agentes de la Policía nacional francesa de un supuesto etarra armado con una pistola en las proximidades de Vienne, en el departamento de Iseré, después de que el coche en el que viajaba sufriera una avería, se suma al arresto el pasado lunes de Aitor Elizarán, considerado el máximo responsable político de la banda, y su compañera Ohiane San Vicente en Carnac (Bretaña francesa).
La importancia de estas operaciones para desmantelar la estructura etarra la demuestra el hecho de que Elizarán coodirigía el 'aparato político' de la banda, era miembro del comité ejecutivo de ETA y el encargado de transmitir las instrucciones de la organización terrorista a la 'izquierda abertzale'.