Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estudiantes italianos bloquean Roma, Florencia, Bolonia y Milán

Los estudiantes protestan contra el decreto ley promovido por la ministra, que recorta los fondos de las universidades públicas y las becas al estudio y a la investigación, mientras que, por el contrario, se favorece a las universidades privadas.
Por su parte, el Gobierno italiano ha condenado las protestas y han asegurado que deben intervenir ya que muchas universidades tienen las cuentas desordenadas y si no intervienen serán los bancos los que pidan responsabilidades. Según el Gobierno, un ejemplo de ello es la Universidad de Siena, que se encuentra al borde de la bancarrota.
Los manifestantes han tenido varios enfrentamientos con las fuerzas del orden en Milán y en Florencia y se esperan nuevas provocaciones en el centro de Roma.
Al menos 500 jóvenes han protestado delante de la Universidad de Florencia contra la participación de la subsecretaria de Educación, Daniela Santanché, en un debate sobre inmigración. La Policía se ha enfrentado con los estudiantes, uno de los cuales ha resultado herido.
Por otra parte, la Policía ha tenido que actuar en la Agencia de Aduanas de Milán por la fuerza, y ha obligado a los estudiantes a abandonar el lugar. Los manifestantes, a su vez, han lanzado huevos y objetos contra la entrada de la agencia, que ha cerrado enseguida las puertas.
Roma está blindada por las fuerzas del orden, para evitar más enfrentamientos. Las protestas se ha saldado ya con dos estudiantes arrestados acusados de violencia, lesiones y resistencia a la policía y 27 detenciones. En total, nueve policías han resultado heridos y siete estudiantes han sufrido varias contusiones.
En esta misma línea, alrededor de mil estudiantes se han puesto en camino desde la Universidad de la Sapienza de Roma hacia la sede del Senado, situado en la Piazza Navona, donde se celebra la votación acerca de la reforma universitaria.
Palermo, es otra de las ciudades paralizadas a causa de las protestas y en Turín han ocupado las sedes de Física y Química en la Facultad de Ciencias.