Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres estadounidenses ganan el Nobel de Medicina por investigaciones celulares

Los estadounidenses Elizabeth H. Blackburn, Carol Greider y Jack W. Szostak son los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2009 por sus investigaciones sobre el envejecimiento de las células y su relación con el cáncer.
Según ha destacado el Instituto Karolinska de Estocolmo, los tres científicos fueron galardonados por descubrir cómo los cromosomas están protegidos por los telómeros y la enzima telomerasa.
El estudio premiado
Los tres especialistas en biología molecular y genética descubrieron que los telómeros y una enzima, la telomerasa, desempeñan un papel crucial en la división y el envejecimiento de las células.
En cada división celular, los telómeros, las partes más externas de un cromosoma, forman un anillo protector que se va haciendo más pequeño a medida que progresa la mitosis. Este anillo va perdido progresivamente grosor hasta el punto de que ya no puede proteger la célula y ésta deja de dividirse o se muere.
Ahí es donde entra en juego la enzima telomerasa, pues contribuye a evitar que los telómeros vayan perdiendo tamaño, lo que la convierte en una especie de fuente de juventud de las células. Este proceso tiene efectos positivos para las células "buenas" pero negativos para las "malas".
Al evitar la muerte de las células, inclusive de las cancerígenas, se puede decir que fomenta el crecimiento de los tumores.
"Los descubrimientos de Blackburn, Greider y Szostak han añadido una nueva dimensión para la comprensión de la célula, han arrojado luz sobre los mecanismos de enfermedades y han estimulado el desarrollo de potenciales nuevas terapias", destacó el Instituto Karolinska.
Los premiados
Blackburn, nacida en 1948 en Tasmania y con doble nacionalidad estadounidense-australiana, estudió en la Universidad de Melbourne, de ahí pasó a la de Cambridge y finalmente se doctoró en la de Yale.
Desde 1990 ejerce como profesora de biología y fisiología en la Universidad de San Francisco, en California.
Su colega Greider nació en 1961 en San Diego, estudió en la Universidad californiana de Santa Bárbara y en Berkeley y se doctoró en 1987, dirigida por Blackburn.
Actualmente ejerce como profesora de biología molecular y genética en la Universidad de Baltimore.

Szostak, finalmente, nació en 1952 en Londres y se formó entre Estados Unidos y Canadá, hasta doctorarse en la Cornell University de Nueva York.
Ejerce como profesor de genética en el Hospital General de Massachusetts, actividad que compagina con su labor científica en el Howard Hughes Medical Institute.