Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Andreu envía a prisión a los seis presuntos yihadistas detenidos en Melilla

Los seis yihadistas detenidosMinisterio del Interior

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha enviado a prisión por integración en organización terrorista a los seis miembros de la célula yihadista desarticulada el pasado viernes en Melilla. La operación policial en la que fueron detenidos se considera un importante golpe contra las redes de captación y envío de yihadistas hacia organizaciones terroristas desplegadas en zonas del Sahel

La red yihadista había enviado a al menos a 26 personas --24 marroquíes y dos españoles-- para nutrir a los grupos terroristas de Al Qaeda en el Sahel.
Uno de los yihadistas españoles, Benaissa Laghmouchi Baghdadi, retornó de Malí tras pasar allí por los campamentos de entrenamiento del Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO) y se encuentra entre los arrestados.
El resto de los detenidos, todos residentes en Melilla, son: Mustafa Al Lal Mohamed, Kamal Mohamed Driss, Mohamed Mohamed Benali, Mustafa Zizaqui Mohand y Rachid Abdel Nahet Hamed.
El muyaidin español enviado para hacer la yihad es un exmilitar que estuvo tres años en el Ejército y fue juzgado por abandono de destino. Zakaria Said Mohamed se encontraría actualmente en Malí realizando labores de adiestramiento operativo sobre explosivos y manejo de armas.
La célula estaba preparada para pasar de la captación y envío de terroristas a zonas de conflicto como Mali, Libia o Siria a la creación de una infraestructura estable en Melilla y Nador con los combatientes que van a ir retornando.
 
Los expertos en la lucha antiterrorista consideran que la fase de captación y envío de yihadistas al extranjero está llegando a su fin y prevén el retorno de una cantidad importante de personas con entrenamiento militar y experiencia para poder perpetrar atentados en sus lugares de origen.
SEIS DETENCIONES
El operativo se inició a las 4.00 horas de este viernes y ha incluido un total de ocho registros. Las detenciones se han producido en Reina Regente, Cabreriza, Monte María Cristina y Horcas Coloradas, bajo un amplio despliegue policial, incluidos agentes de la UIP de la Policía Nacional y de la reserva de la Guardia Civil (GRS), la mayoría con pasamontañas.
Además se han practicado registros al menos en las calles Los Malvones, 5; Guatemala, 9 y Osa Menor, 16, según otras fuentes consultadas.