Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dos yihadistas de Ceuta están relacionados con la célula que envió más suicidas a Siria hasta su desarticulación

Se les ha requisado un subfusil automático y su cargador con munición de 9 mm, además de tres machetes de grandes dimensiones
Los dos presuntos yihadistas de Ceuta que ha detenido la Guardia Civil este viernes por la mañana están relacionados con la célula desarticulada en 2013 en la ciudad autónoma en la 'operación Sham', según ha informado el Ministerio del Interior. Aquella célula ha sido la que más terroristas suicidas ha conseguido enviar a Siria en todo el conflicto.
El dirigente de aquella célula, I.A.A.L, condenado a 12 años de prisión tras su arresto, es el tío de uno de los dos detenidos este viernes a los que el Servicio de Información de la Guardia Civil acusa de ser "plenamente afines" al autodenominado Estado Islámico (DAESH). En la operación se ha localizado un depósito de armas con un subfusil automático y su cargador con munición de 9 mm, además de tres machetes de grandes dimensiones.
Los detenidos pertenecían a un grupo de extremistas que mantenían reuniones en las que se ensalzaban los actos de terrorismo ejecutados en diversas partes del mundo. En concreto, según Interior, el ataque del 13N de 2015 en París era visto como un ejemplo a seguir en España.
Sus vinculaciones con los entornos islamistas de la Ciudad de Ceuta eran conocidos, ya que uno de ellos, cuyas iniciales son A.C.B., es sobrino del dirigente de la célula que fue desarticulada en 2013. Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press han asegurado que entre los círculos policiales se le conoce con el sobrenombre de 'Stilike'.
Además de sus vinculaciones con los círculos salafistas de Ceuta, A.C.B., un varón de 35 años de nacionalidad española pero natural de Castillejos (Marruecos), había estado vinculado con otras actividades delictivas. Con motivo de una reyerta entre bandas de narcotraficantes en 2013, fue herido de bala y desde entonces padece una lesión permanente invalidante que no le ha impedido continuar con sus actividades delictivas.
De hecho, este viernes los agentes de la Guardia Civil lo han llevado en coche hasta las escaleras de acceso al helicóptero que lo ha trasladado a la Península, debido a que su invalidez le obliga a desplazarse en silla de ruedas. Los agentes lo han introducido en el aparato alzándolo desde la misma pista del helipuerto. Su historial incluye una decena de detenciones por secuestro, amenazas, tenencia de armas, atentado y resistencia, tentativa de asesinato y asesinato.
"ESCALADA EN LA CAPACIDAD OPERATIVA"
Ha sido protagonista de las páginas de sucesos de Ceuta y fue uno de los 14 acusados por la muerte de Mohamed Mohamed Sedik 'Kimbi', que murió acribillado a balazos en una emboscada que le tendieron en la barriada del Príncipe en la tarde del 31 de diciembre de 1999, en el marco del macroproceso judicial 5/2000, que también terminó con su absolución de los delitos de asesinato e intento de asesinato que se le imputaban.
Interior ha señalado que la escalada en la capacidad operativa de las células terroristas desactivadas ya se puso de manifiesto el pasado 7 de abril, cuando agentes de la Guardia Civil descubrieron un depósito de armas en la ciudad de Ceuta con dos subfusiles, cuatro pistolas, numerosas armas blancas y abundante cartuchería junto con una bandera del DAESH y un documento con posibles objetivos.
Se está estudiando la relación de ambos zulos, según ha señalado el Departamento que dirige Juan Ignacio Zoido. Este mismo viernes, en este caso por la noche, la Guardia Civil ha detenido a un holandés en Figueras (Girona) en otra operación antiyihadista.