Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juicio contra una presunta yihadista del ISIS

Samira Yerou, arrepentida, rompe a llorar cuando le preguntan por la custodia de su hijo. Su imagen, su vestimenta, es hoy muy distinta a la que presentó cuando fue detenida hace año y medio. Los agentes destacaron entonces su radicalización, sus importantes contactos en Siria con el aparato de captación y envío de terroristas. Y por el adoctrinamiento al que sometió a su hijo al que hacía repetir frases como "degüello al policía" o "quiero ir con los muyahidines". Fue detenida con él en la frontera turca. Dice que la engañaron. Su destino era Raqqa. Ahora advierte a otras mujeres del error. "Me arrepiento de todo lo que he hecho, ha estado muy mal y no sabía lo que estaba haciendo". El fiscal ha reducido la petición de nueve a cinco años de cárcel.