Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ganó un líder denostado por la vieja guardia socialista

El "No" al aparato, a los barones, ha dejado claro que hay dos corrientes y una dura tarea de recomposición. Sánchez recupera el control tras una campaña en la que los altos cargos del PSOE no han dudado en apoyar sin fisuras a Susana Díaz. Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán o Abel Caballero fueron algunos de los que se posicionaron con la andaluza. Un claro posicionamiento en contra del ahora reelegido, por segunda vez consecutiva, secretario general del PSOE, que muchos sospechan tendrá consecuencias en la estructura interna del partido y en todo el territorio nacional. Muchos tendrán que pasar por el despacho de Ferraz, ocupado por un líder denostado por la “vieja guardia” socialista.