Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los verificadores internacionales no creen que ETA pretenda atentar

Afirman que aún comete "actos ilegales" y mantiene arsenales

Advierten a la banda de que "la posesión continuada de explosivos y armas puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas"

La Comisión Internacional de Verificación (CIV) ha anunciado este jueves que ha mantenido "contactos directos" con ETA en los que la banda ha manifestado su compromiso con el alto el fuego y el cese definitivo. No obstante, estos verificadores concluyen que los terroristas "siguen cometiendo actos ilegales como la falsificación y el mantenimiento de arsenales" al tiempo que han advertido a la organización criminal de que "la posesión continuada de explosivos y armas puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas".
En un comunicado, ha señalado que la Comisión en pleno ha celebrado su segunda reunión en Bilbao este miércoles y jueves, 25 y 26 de enero, con el objetivo de recabar información. Durante estos días, se ha reunido con representantes de los partidos políticos PSE-EE, PNV e Izquierda Abertzale, de los sindicatos UGT, CC.OO., ELA y LAB, de Confebask, de la Iglesia y autoridades del País Vasco.
La Comisión asegura que ha recibido información de que "han cesado los asesinatos, atentados, agresiones, amenazas y extorsiones" desde que ETA declaró un alto el fuego el 8 de enero de 2011 y anunció el fin definitivo de la violencia el 20 de octubre de 2011. A su juicio, ETA "no tiene intención alguna de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro".
No obstante, ha indicado que ETA "sigue siendo una organización clandestina y armada" y, "como tal, sigue cometiendo actos ilegales como la falsificación de documentos y el mantenimiento de arsenales" La Comisión subraya que, "a pesar de que estos actos son ilegales, no están necesariamente relacionados con la preparación de actos violentos". En este sentido, ha comunicado a ETA que "la posesión continuada de armas y explosivos -especialmente llevar armas personales- puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas".
Además, ha indicado que, a través de contactos directos, ETA le ha asegurado a la Comisión está comprometida con el alto el fuego de enero de 2011 y el cese definitivo de la actividad armada de octubre del mismo año.
"Irreversible"
La CIV, creada el 28 de septiembre 2011, ha insistido en que el alto el fuego y el fin de la violencia de ETA, forman parte de "un proceso irreversible y que ETA no tiene intención alguna de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro".
Por otro lado, la Comisión ha recibido información sobre temas que considera que no están relacionados directamente con el alto el fuego, como "que se han producido incidentes aislados de desordenes de tipo kale borroka, que han sido rechazados por todos los partidos políticos del País Vasco", así como cuestaciones realizadas a favor de los familiares de los presos.
Tras advertir de que, "en este momento delicado es imperativo que todos actúen de forma comedida y responsable", ha mostrado su deseo de "seguir ampliando" las relaciones de trabajo "positivas" que ha establecido en el País Vasco.
Así, ha asegurado que continuará trabajando con "determinación e imparcialidad", con el objetivo de "contribuir a esta oportunidad histórica de una paz duradera en el País Vasco".
Integrantes
La CIV está compuesta por Ronnie Kasrils, ex ministro de Inteligencia y viceministro de Defensa de Sudáfrica; Ray Kendall, exagente de policía británico, expresidente de la Oficina contra el fraude de la Unión Europea y secretario general honorario de Interpol; Chris Maccabe, exdirector político de la Oficina de Irlanda del Norte del Reino Unido y exjefe de Regímenes Penitenciarios de Irlanda del Norte; Ram Manikkalingam, director del Dialogue Advisory Group y profesor en la Universidad de Ámsterdam y exAsesor del presidente de Sri Lanka para las negociaciones con los Tigres tamiles.
También forman parte, Satish Nambiar, exvicejefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de la India y excomandante y jefe de Misión de la Fuerza de protección de las Naciones Unidas en la ex Yugoslavia en 1992 y 1993, y Fleur Ravensbergen, coordinadora de la CIV y subdirectora del Dialogue Advisory Group.